Spiderman: Un nuevo universo-El valor de una promesa - Cine y Libertad

Spiderman: Un nuevo universo-El valor de una promesa

La verdad es que la competencia por hacerse con la taquilla durante estas navidades ha sido realmente dura porque los estrenos han sido potentísimos. Recordamos títulos como El regreso de Mary Poppins (las letras de las canciones transmiten un mensaje positivo),  Aquaman, Bumblebee y, en este caso, las aventuras del trepamuros. Varios han sido los lanzamientos que se han hecho sobre el Hombre Araña, creado por Stan Lee y Steve Ditko. Nos viene a la mente el Spiderman de los 70; la excelente trilogía y brillante adaptación de Sam Raimi protagonizada por Tobey McGuire; el oscuro díptico interpretado por Andrew Garfield y el penúltimo relanzamiento Spiderman: Home coming dirigida por John Watts y protagonizada por el jovencísimo Tom Holland. El caso es que, en esta ocasión, se estrena Spiderman: Un nuevo universo. Es un proyecto paralelo a la cinta anteriormente citada.

 

Se trata de una película de animación de Sony que pretende arrasar en todas las salas de proyección. La terna elegida para este trabajo ha sido la formada por Rodney Rothman, Bob Persichetti y Peter Ramsey que nos hablan de Miles Morales, el Spiderman negro, creado por el gran guionista Brian Michael Bendis y la artista Sara Pichelli, inspirado, por lo visto, en el político Obama y el actor Danny Glover, disfrazado de arácnido. Tenemos las declaraciones para Fotogramas de uno de los directores Ronnie Rothman que nos da las claves de esa historia: “Usamos la animación para contar una historia que ofrece una experiencia diferente. Miles es el corazón de la película. Es mitad afroamericano, mitad puertorriqueño, entre dos culturas,que se parece más a cómo es la gente hoy en Nueva york. Representa una visión del mundo más contemporánea, pero también tenemos a un Peter Parker que ha superado la treintena y que es muy distinto a lo que habíamos visto hasta ahora”. Estos tres genios de la animación han creado un producto original, alternativo, simpático y que juega con el espacio y el tiempo. Creemos que puede interesar al público en general y a los muy aficionados a  las aventuras de su vecino y amigo Spiderman que fliparán con una de las mejores adaptaciones que se ha hecho de este héroe, que en mi modesta opinión se merece el Óscar a la mejor película de animación del año. La película es entretenidísima. Presenta un ritmo trepidante, pero no exento de profundidad.

 

Este largometraje invita a pensar en la necesidad de sustentar nuestra vida en sólidos pilares como la familia; el valor de la palabra dada o ser honrado con nosotros mismos. La relación de amistad entre Peter Parker y  Miles Morales está cargadísima de humor, pero sin olvidarse del fondo porque el  primero dice que ser un superhéroe es un acto de fe y Miles quiere ser la esperanza de Brooklyn. Son palabras llenas de significado que pueden ofrecer varias lecturas tanto materiales como espirituales. Por otra parte, la relación paterno filial está dotada de ternura, demostrando que un padre, aunque sepa lo que le conviene a su hijo, puede no saber expresar como comunicar o expresarlo a su descendencia. Sin embargo,  sus decisiones con respecto a la educación están tomadas con amor y cariño. Finalmente, por un lado es necesario prestar atención a la nueva tía May  y, por otra parte, hay que darse cuenta de que se trata de una producción que es un canto a la amistad;  al trabajo en equipo y a poner nuestros dones al servicio de los demás.

Puedes escucharnos en: www.cineylibertad.com

Twitter: @cineylibertad

0 0 0 0