La final más nuestra - Con Basket si hay paraíso

La final más nuestra

Nunca antes una final de conferencia de la NBA había sido tan nuestra. Cuatro jugadores internacionales por España, dos por cada equipo, Mirotic y Pau Gasol (lesionado) por Milwaukee y Marc Gasol e Ibaka por Toronto , además del propio seleccionador español Sergio Scariolo en una de ambas escuadras, Toronto Raptors.  Lo que nos proporciona este duelo de la final del Este es presencia de nuestro baloncesto en la final de la NBA, que no es algo que se haya repetido en muchas ocasiones. Las tres finales de Pau Gasol, con dos anillos, la final de Ibaka con Oklahoma o la final de Calderón con Cleveland.

Es curiosísimo el duelo cruzado de jugadores nacionales y nacionalizados  entre ambos equipos de la final del Este de la NBA, y curiosa también la presencia del seleccionador español, Sergio Scariolo, algo novedoso sin lugar a dudas. La experiencia de Scariolo en Toronto ha sido contando con la buena voluntad de la franquicia canadiense, que estuvo dispuesta a incorporarle como técnico asistente de Nick Nurse accediendo a su ausencia en las famosas ventanas FIBA.

Está siendo una experiencia impagable para el técnico italiano, que en reiteradas ocasiones había manifestado su deseo de probar en la mejor liga del mundo, de abrir horizontes y probar otra competición, un escalón profesional que él estaba dispuesto a subir contrariamente a otros laureados técnicos europeos que no han tenido la valentía que pelear en otro ecosistema que no dominan. Estos técnicos a menudo tienden a menospreciar a la NBA quizá como coartada a su posible falta de atrevimiento o quizá frustración por no poder entrenar allí.

No ha sido el caso de Scariolo, el seleccionador está viviendo una experiencia impagable, imaginemos, en su primera aventura NBA va y se mete con los Raptors en la final de conferencia con la posibilidad de luchar por el anillo . ¿Han visto la cara de Scariolo esperando ese tiro decisivo de Kawhi Leonard en el séptimo partido? Como aquél que mira una jugada de ajedrez o estudia una lección, Scariolo ve cómo bota la pelota en el aro antes de entrar.

Las circunstancias nos impiden asistir al esperado duelo de los hermanos Gasol en una final de conferencia, para mayor tranquilidad de papás Gasol Sáez, por la lesión en el pie del mayor, Pau, que acaba de pasar por el quirófano. Estará presente y seguramente veremos a Pau vestido elegantemente en el banquillo asistir a una serie en la que será protagonista su hermano Marc, como lo ha sido en la semifinal ante Philadelphia. Este salto al cielo hubiera sido menos romántico que aquel que protagonizaron los hermanos en el All Star de Nueva York, pero hubiera sido aún de mayor calado histórico. Pau Gasol ante quién sabe si la última oportunidad de conseguir el tercer anillo, Marc Gasol ante una gran oportunidad de pelear por su primer anillo. Si hay alguien que quizá respire más tranquilamente ahora mismo sea la familia Gasol, por más que estén acostumbrados a verles competir desde pequeños.

Es un duelo entre hermanos de baloncesto entre los Gasol, Ibaka y Mirotic. Cuatro miembros junto al seleccionador Scariolo de «la familia», este maravilloso ciclo del baloncesto español. Convendremos que es por lo tanto un duelo con marcado protagonismo de nuestro baloncesto, o de nuestra selección si lo prefieren.

El duelo entre hermanos en la cancha sí lo tenemos en la conferencia Oeste con los hermanos Curry, Stephen y Seth. No deja de ser curioso que tengamos duelos entre hermanos en ambas finales de conferencia, en el caso del Oeste sí será en el interior de la cancha, si bien el protagonismo de Seth es bastante inferior en Portland del que tiene Stephen en los Warriors. El componente emotivo va a ser increíble, y esto la NBA lo va a saber vender como nadie, con los padres Curry en la grada como acostumbran, sufriendo o disfrutando según lo encaren por uno y por otro.

¿Qué nos espera en esta final del Este ? ante todo la incógnita de cómo congelarán el ritmo los Raptors para poder emplear a Marc Gasol en todo su potencial ante unos veloces Bucks, uno de los equipos que más vuelan en transición. Los Raptors han hecho un gran trabajo defensivo ante los Sixers pudiendo contrarrestar el potencial en la pintura de Embiid, en el caso de los Bucks no habrá una referencia interior pero sí un jugador mortal llegando a la pintura como Antetokounmpo. Toronto ha sabido trabajar en las ayudas, y tratará de emular a los Celtics del primer partido ante Milwaukee, pero esto no es fácil con el griego completamente desatado.

Marc Gasol ha dado credibilidad competitiva y defensiva a Toronto Raptors, el que venía siendo eterno aspirante del Este estos años. El mediano de los Gasol engrandeció el deporte con su apoyo a Embiid tras el partido. Por su parte Ibaka está dando su mejor versión, superado su purgatorio por su falta de autocontrol del pasado, la última esta misma temporada. Ibaka está jugando muy bien, defensivamente aplicado y efectivo, ofensivamente jugándose tiros cuando es necesario, y sobre todo con una gran templanza. Nada le saca de sus casillas ahora. Niko Mirotic es un desatascador oficial del ataque de Milwaukee, siendo de gran ayuda para Antetokounmpo para abrir la cancha y jugarse buenos tiros.

En la final del Oeste habrá que ver cómo influye la ausencia de Durant, que veremos cuándo puede regresar por su lesión muscular en el gemelo. Curry ocupó el rol anotador en el sexto encuentro ante Houston, pero la serie exigirá mientras no esté Durant el máximo de su big four con el propio Curry, Thompson, Green e Iguodala. Si los Warriors aplican su multiplicidad defensiva Portland lo tendrá muy difícil porque sus estiletes son exteriores y si algo saben hacer los Warriors es defender lejos de su aro palmo a palmo con su capacidad para los cambios y su buen trabajo defensivo de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0 0