Mentira, esa palabra que define la política antitaurina del PACMA - A ras de albero

Mentira, esa palabra que define la política antitaurina del PACMA

A esta campaña electoral le faltaba, con perdón, la gilipollez de turno por parte del PACMA. Lo bueno de poder tratarlo aquí, en un blog taurino, es que por mucha notoriedad que demos a su fake new sobre el buey ‘Marius’, ninguno de vosotros va a convencerse de nada de lo que diga este esperpento revestido de partido político.

Ver a su candidata a la presidencia del Gobierno confundir un buey manso con un toro bravo es digno de cualquier manual del disparate.

Pero no todo acaba en la confusión ridícula a ojos de cualquier persona con un mínimo de raciocinio. Confundir adrede un buey con un toro viene a significar que para algunos, en política, todo vale. Incluida la mentira.

Y esa es la palabra que define muchas de las campañas puestas en marcha contra la tauromaquia. Porque es mentira que un toro bravo se deje acariciar, porque es mentira que los toros estén subvencionados, porque es mentira que se maltrate a los toros en los corrales de las plazas de toros, porque es mentira que un aficionado a los toros sea un machista violento en potencia… son mentira tantas y tantas cosas que se han dicho sobre nosotros…

El PACMA solo es la representación máxima de esa continua mentira sobre la Fiesta.

Nos quedan aún varios días de campaña antes de que llegue el domingo y tengamos que introducir nuestro voto en una urna. Esperemos que esperpentos como este del vídeo del PACMA o la delirante comparación del líder de Ciudadanos Albert Rivera equiparando personas con mascotas como vimos este último fin de semana, sean las últimas chorradas que veamos antes del 28-A.

A nosotros, los aficionados a los toros, nadie nos va venir a dictar lecciones de amor a los animales. Lo repito, nadie.

0 0 0 0