La tauromaquia, la gran olvidada por PP y PSOE - A ras de albero

La tauromaquia, la gran olvidada por PP y PSOE

Los toros han sido una vez más tema del debate político en los últimos días. Todo ello tras unas declaraciones de la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera y su amor a un animalismo impostado diciendo que si fuese por ella, los animales mejor vivos que muertos. Obviamente, abogó por la prohibición tanto de la actividad taurina como la de la caza.

Supongo que de no ser vegana, la señora ministra comerá carne de animales muertos, no la veo yo comiéndose carne de animales vivos. La enésima tontuna de estos socialistas desnortados y para más inri, la de toda una ministra de eso llamado Transición Ecológica, que digo yo, debería saber la importancia ecológica tanto de la tauromaquia como de la caza en el ámbito rural.

Así, que luego se extrañan de los resultados de VOX en Andalucía. Quizá los toros sí tienen más importancia de la que incluso nosotros mismos le dábamos. Quizá el voto taurino o el voto cazador sí existen y la gente lo tiene en cuenta a la hora de ir a introducir su papeleta en la urna. O por lo menos, en regiones donde mucha gente depende de ambas actividades.

La falta de proyecto común socialista en general, y en el tema taurino en particular, se constató cuando el presidente extremeño Fernández Vara salió en defensa de los toros recordando el dinero que mueve y la trayectoria de la Escuela Taurina de la Diputación de Badajoz. Sin embargo, el presidente de Castilla la Mancha, Emiliano García Page defendió a la caza y se olvidó de los toros. Exactamente igual que el comunicado que emitió el PSOE andaluz.

Ya por último, tuvo que salir el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para subrayar el apoyo del ejecutivo presidido por Pedro Sánchez al mundo cinegético y al taurino. Llegó tarde. El daño estaba hecho una vez más desde las filas socialistas.

¿Y el Partido Popular? El PP también llega tarde a esta defensa de la Fiesta. Sobre todo cuando ha visto lo que ha ocurrido en la región andaluza. La presentación de dos proposiciones no de ley en el Congreso y las palabras de su líder Pablo Casado hablando de la importancia de los toros en la economía y la cultura de este país son de agradecer. Pero si hubieran llegado antes, mejor que mejor.

Pero quizá lleguen tarde y la gente se de cuenta de que los dos grandes partidos solo reaccionan cuando se ven amenazados.

Es verdad que fue el PP quien con sus votos declararon a la Tauromaquia Bien de Interés Cultural el España. Pero después ha faltado una defensa real y más activa de la Fiesta.

Ojalá el PP llegue a tiempo y el PSOE sepa rectificar. No me cansaré de decirlo. La Fiesta no tiene banderas, pero los ataques siempre llegan desde las mismas filas.

0 0 0 0