Progresía, libertad de expresión y toros - A ras de albero

Progresía, libertad de expresión y toros

En estos días de transición entre la Feria de Invierno de Vistalegre y la Feria de Olivenza, los toros han sido protagonistas en el debate público aunque de forma indirecta.

La decisión de la dirección de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO de retirar la obra de Santiago Sierra ha provocado la reacción airada de toda la progresía andante de nuestro país.

Los más destacados paladines de la libertad de expresión, los que reparten carnets de demócrata, han puesto el grito en el cielo por lo que han dicho que se trata de un acto de censura.

Aceptemos barco esta vez… pero los mismos que ahora han clamado por la libertad de expresión no abrieron el pico cuando en 2013, por ejemplo, la exposición World Press Photo retiró a instancias del Ayuntamiento de Barcelona en poder el convergente Xavier Trías, una fotografía de Juan José Padilla que promocionaba esta muestra. Como tampoco lo hicieron cuando la actual alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau, la populista amiga de los ‘indepes’, prohibió que la empresa Simón Casas Production publicitase en Barcelona la Feria del Pilar de Zaragoza con una gran lona en la que Morante de la Puebla aparecía con el nombre de Salvador Dalí tatuado en el pecho.

Ay la doble moral progresista de algunos… Esa superioridad moral en la que siempre se mueven les hace ver un acto de censura cuando les conviene y cuando no les agrada, se dedican a lo que más les gusta. Prohibir y censurar.

Los aficionados a los toros tenemos que soportar siempre que se nos catalogue como ciudadanos de segunda, aguantando que los adalides de lo políticamente correcto nos tachen de violentos o sádicos en el mejor de los casos.

Pero ojo como se toque a uno de los suyos. Ellos sí pueden ofender o faltar a la realidad como el mencionado Santiago Sierra. Decir que los protagonistas de su obra son ‘presos políticos’ es insultar a la inteligencia. Se pongan como se pongan.

Eso sí, que no aparezca un torero o un toro por ahí, que la Inquisición Progre y el supremacismo ‘nazionalista’ saldrán con sus antorchas para retirar todo lo que huela a Tauromaquia.

Libertad, lo llaman ellos…

0 0 0 0