COPE

SENTENCIA CAZA

TS señala que la caza de aves con sustancias adhesivas no es siempre delito

El Tribunal Supremo ha absuelto a tres hombres que fueron condenados tras ser sorprendidos cuando se disponían a cazar jilgueros al considerar que la caza de aves con "liga" (pegamento para capturarlas vivas) o sustancias adhesivas no es siempre delito. ,Los hombres fueron condenados por la Audiencia de Madrid a 1.440 euros de multa e inhabilitación especial para cazar durante un año, por usar esta técnica en una charca de una zona próxima a Valdecarros, en el sureste de M

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:32

El Tribunal Supremo ha absuelto a tres hombres que fueron condenados tras ser sorprendidos cuando se disponían a cazar jilgueros al considerar que la caza de aves con "liga" (pegamento para capturarlas vivas) o sustancias adhesivas no es siempre delito.

Los hombres fueron condenados por la Audiencia de Madrid a 1.440 euros de multa e inhabilitación especial para cazar durante un año, por usar esta técnica en una charca de una zona próxima a Valdecarros, en el sureste de Madrid.

El Supremo revisó este asunto ante las posiciones contradictorias de audiencias provinciales sobre si la caza con liga o pegamento encaja como infracción en el artículo 336 del Código Penal que castiga a quien, "sin estar legalmente autorizado, emplee para la caza o pesca veneno, medios explosivos u otros instrumentos o artes de similar eficacia destructiva o no selectiva para la fauna".

La sentencia, de la que ha sido ponente Pablo Llarena, recuerda que dicho artículo responde a un delito de riesgo, y que solo la introducción de un peligro relevante para la fauna, justifica un castigo penal que puede superar la que se contempla para la efectiva muerte o aprehensión de algunos de sus ejemplares.

Un plus en el riesgo de lesión al bien jurídico que no se aprecia en este caso, si bien eso no significa que la caza con liga o con sustancias adhesivas no merezca en otras ocasiones reproche penal.

Sin embargo, en el caso enjuiciado, "el mecanismo con el que los acusados pretendieron dar caza a la especie de su interés, si bien prohibida, muestra mucha mayor proximidad con el mecanismo de red autorizado para la caza del jilguero que con los instrumentos que el tipo penal contempla".

Dicen los magistrados que lo que pretendían los acusados "era la caza de jilgueros (...) que, pese a su protección general como especie silvestre, admite la captura -bajo autorización- para su cría en cautividad y su posterior educación en el cultivo del canto".

Y que la Comunidad de Madrid autoriza una captura máxima al año de 1.500 ejemplares vivos de jilgueros machos, con un cupo máximo de 3 aves por cazador y día, aunque no permita la utilización de sustancias adhesivas para su captura, y conste además que los acusados carecían de habilitación para desarrollar la actividad.

Se trata así de una infracción administrativa y no un delito, según el Supremo, ya que ello requeriría un riesgo para la biodiversidad medido por el perjuicio a un número relevante de jilgueros y su afectación a otras especies. Ninguna de estas dos circunstancias se da en este caso. EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar