TRÁFICO CIUDADES

Pere Navarro: Las calles a 30km/h, la mejor medida que reducirá las muertes

El director general de Tráfico, Pere Navarro, asegura que la extensión del límite de 30km/h en las calles de una sola dirección "es la mejor medida" para "calmar" el tráfico urbano y para reducir las muertes en las ciudades.,"Hay más de 500 muertes en accidente de tráfico en nuestras ciudades, donde están pasando muchas cosas", dice Navarro en una entrevista con Efe, entusiasmado con la "revolución silenciosa" de la movilidad urbana que avanza a pasos agigantados en ciudade

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:37

El director general de Tráfico, Pere Navarro, asegura que la extensión del límite de 30km/h en las calles de una sola dirección "es la mejor medida" para "calmar" el tráfico urbano y para reducir las muertes en las ciudades.

"Hay más de 500 muertes en accidente de tráfico en nuestras ciudades, donde están pasando muchas cosas", dice Navarro en una entrevista con Efe, entusiasmado con la "revolución silenciosa" de la movilidad urbana que avanza a pasos agigantados en ciudades como Barcelona o Madrid con planes que, opina, "van en la buena dirección".

Una semana lleva ya en vigor la ordenanza del Ayuntamiento de la capital por la que en el 85% de las calles se tiene que circular a un máximo de 30 kilómetros por hora en lugar de a 50km/h. "Es de sentido común aplastante, porque a 50 te sale un niño y...", enfatiza Navarro, que augura que la medida tendrá su reflejo en la disminución de la siniestralidad.

También cree que Barcelona ha dado un paso adelante con la limitación de vehículos para actividades económicas o la regulación del uso de patinetes u otros aparatos eléctricos de uso turístico, aunque lamenta que "el ruido político no deje ni explicarlo ni discutirlo tranquilamente".

"Así va este país. Cuesta mucho hacer un debate sereno, tranquilo y racional", apostilla.

Con todo, Pere Navarro dice que el cambio es "inmenso" y que tiene aún mucho recorrido porque en breve "se empezará a hablar de los desplazamientos a pie, que están subiendo escalones en la prioridad empujados por el envejecimiento de la población".

"Hay más mayores de 65 años que menores de 16. Tenemos 8,5 millones de mayores que caminan, por prescripción médica o por salud. Son muchos y votan", ironiza el máximo responsable de la DGT, convencido de que se abrirá un debate sobre el tiempo de duración de los semáforos para los peatones o sobre los obstáculos en las aceras.

Y bromea: "Un palo para la luz, un palo para el semáforo, otro para la papelera, es mucho palo. Hay que simplificar".

No solo el colectivo de los más mayores están contribuyendo al cambio de modelo, defiende Navarro, que considera que los jóvenes tienen un papel determinante es esta "revolución" de la movilidad porque, además de ser muy sensibles a los temas medioambientales y de seguridad vial, llevan "en el ADN" la palabra compartir.

"La propiedad les importa un pepino, lo que quieren es el uso, y encima les ha salido un tercer brazo que es el móvil", señala el jefe de la DGT que apunta que otra pata del cambio de patrón es la moto.

A juicio de Pere Navarro, el auge de la moto irá a más si los ayuntamientos tienen éxito en sus políticas de reducción de los coches. "Esta realidad habrá que gestionarla porque será muy importante", concluye.

Lo más