COPE

¿Qué pasaría si no regresamos a la antigua normalidad este año.... o nunca?

Parece que aún queda para recuperar nuestra vida pre-covid pero, ¿y si no vuelve y esto es un cambio definitivo? Quizás sea algo positivo si lo miras de esta manera

Imagen de recurso

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 00:16

La vida ha dado varias volteretas laterales y giros inesperados en el apenas finalizado 2020. Pensábamos que el nuevo año iba a hacer borrón y cuenta nueva, pero no ha sido así. Aunque abrimos paso a un nuevo año con algo de esperanza, entreabrimos la puerta para mirar de reojo y con desconfianza lo que se avecina.

Y es que no las tenemos todas con nosotros y parece que el camino para recuperar aquella vida pre-covid todavía es largo. Queda preguntarse, ¿y si no vuelve? Y si esto es un cambio definitivo y tenemos que estar permanentemente preparados para posibles desastres y cambios en nuestro pequeño mundo.

Es posible que se incorporen a nuestra vida nuevos hábitos, pero no tiene por qué ser malo

Mascarilla, 'codazos', teletrabajo, hay circunstancias que parece que han llegado para quedarse al menos durante una buena temporada. pero cómo mentalizarnos de que pueden estar en nuestra vida mucho tiempo. "Es posible que muchas de estas medidas se instalen, pero es bueno entender que no tiene por qué ser para mal, y que estarán adaptadas y flexibilizadas según vayan bajando los riesgos que en este momento sí están presentes", explica a cope.es Laura Palomares, psicóloga y directora de Avance Psicólogos.

Madrid,/,Spain,-,06/18/2020:,Group,Of,People,On,The

Madrid,/,Spain,-,06/18/2020:,Group,Of,People,On,The

Para afrontar que podemos no volver nunca a la antigua normalidad es importante "entender que nada permanece y que todo pasa, también la pandemia, y para entonces, aunque nuestra normalidad haya cambiado, los niveles de incertidumbre y alerta que tenemos ahora, habrán bajado y por lo tanto también la ansiedad". En ese momento, podremos retomar una vida más tranquila "aunque con nuevos hábitos muy probablemente, que no por ello tienen que ser malos", insiste.

CÓMO TRANSFORMARLO EN ALGO POSITIVO

Está claro que debemos contemplar que nada permanece para siempre, por eso quizás un buen trabajo sea echar la vista atrás, buscar lo positivo y sacar las lecciones de todo lo vivido. "Todo lo que estamos viviendo con la pandemia nos está dejando aprendizajes a nivel personal y como sociedad, como el hecho de tomar conciencia de la importancia de cuidar a los demás y de cuidarnos o de dar más espacio a nuestra vida personal y relaciones. De una experiencia crítica estamos desarrollando nuevas estrategias de adaptación y equilibrio, que pueden ser positivas", sostiene la psicóloga.

Tras la pandemia no podremos ser los mismos

En este proceso, es bueno ser consciente de que, dentro de la situación de pandemia, "alcanzaremos algún día un mayor sosiego y se recuperará una vida más parecida a la que teníamos, posiblemente con nuevos hábitos". Tras lo vivido, "no podremos ser los mismos, y precisamente de esta experiencia vital podemos salir fortalecidos, por eso creo que es mejor hablar de alcanzar un nuevo equilibrio con los conocimientos que ahora tenemos".

El ser humano es resiliente por naturaleza

No hay que olvidar que el ser humano "es resiliente por naturaleza y tiene la capacidad de adaptarse a los nuevos acontecimientos y cambios". Así ha sucedido a lo largo de la historia y seguirá sucediendo. "Siempre buscamos el equilibrio dentro de nuestro entorno y en función a nuestras capacidades, llegando incluso a desarrollar nuevas herramientas y estrategias de afrontamiento y superarnos".

Quizá no estamos preparándo lo suficiente a los niños para la frustración

LA IMPORTANCIA DE EDUCAR PARA LA FRUSTRACIÓN

En el caso de los españoles, advierte Laura Palomares "la mayoría somos resilientes, pero quizá no estamos preparándo lo suficiente a los niños para la frustración.Es bueno que aprendan límites y a frustrarse, precisamente para que puedan afrontar mejor la incertidumbre. Fallamos si nos les enseñamos que la incertidumbre y los cambios son parte de la vida, y si no les explicamos que el objetivo fundamental es siempre aprender y desarrollar habilidades con cada experiencia vital".

CÓMO NOS AFECTA NO VER CERCA ESA 'NORMALIDAD'

Las situaciones de incertidumbre sobre todo "generan sensación de ansiedad y pensamientos de preocupación, y si se alargan sin que se den cambios, nos provocan emociones de tristeza, desánimo, cansancio vital".

El síntoma más dado es el de indefensión aprendida, es decir, no sentir control de lo que acontece

Algunas personas pueden además manifestar "síntomas físicos más relacionados con las crisis de ansiedad como taquicardia, hiperventilación o tensión muscular, pero por lo general el síntoma más dado es el de indefensión aprendida, es decir, no sentir control de lo que acontece" . Este sentimiento mantenido en el tiempo y enmarcado en la incertidumbre, "es el que genera un bajo estado de ánimo y una sensación de cansancio o fatiga vital".

CÓMO MINIMIZAR SUS EFECTOS

Pero cómo adaptarnos a estos cambios de guión. La psicóloga da una serie de herramientas para enfrentarnos a los cambios:

· Fijarnos objetivos a corto-medio plazo, alcanzables en estos tiempos y que nos hagan ilusión, nos ayudará a subir y mantener un buen ánimo.

· Mantener una rutina, con espacios muy bien diferenciados para el trabajo y la vida personal, con momentos gratificantes a lo largo del día.

· Mantener hábitos saludables, cuidando la alimentación y haciendo ejercicio con regularidad.

· Dar espacio a nuestra vida personal, inquietudes, hobbies, a solas y con las personas que convivimos o nos relacionamos habitualmente.

· Procurar que, con las limitaciones, el tiempo con nuestros seres queridos sea de calidad.

· Dar sentido a lo que nos acontece, aprendiendo a relativizar y observando de forma constructiva nuestras experiencias.

No hay que olvidar, concluye la experta, que el ser humano tiene una enorme capacidad de adaptación. "No obstante, para facilitar esa transición necesita dar sentido y obtener aprendizajes de lo vivido". En las circunstancias actuales, estamos aprendiendo buenas lecciones, "desarrollo de la empatía con los demás, la búsqueda del equilibrio entre todos, como sociedad y el valor de la tolerancia y la paciencia".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Reproducir
Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera y Jon Uriarte

Escuchar