Más directos

Estas deliciosas croquetas light no arruinarán tu dieta

Conseguir croquetas más ligeras y bajas en calorías, es posible

Croquetas light

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10:34

Las croquetas son uno de los clásicos de nuestra gastronomía, -aunque son originarias de Francia-  y uno de los incondicionales de la cocina de aprovechamiento. 

Aunque de aperiencia sencilla, su elaboración resulta algo engorrosa y su preparación se abre a la imaginación más retorcida que en los últimos tiempos ha innovado con croquetas de chocolate, tortilla de patata, pera, incluso de  gin tonic. 

En realidad son una porción de masa de bechamel con algún tipo de picadillo (bacalao, jamón, huevo...) entre sus ingredientes  y rebozadas en harina (opcional),  huevo y pan rallado. Después se pueden freir en aceite bien caliente y abundante o meterlas al horno, una opción más saludable porque no hay que olvidar, que este delicioso bocado, es bastante calórico.

Además de no freirlas, también  podemos echar manos de algún 'truco' para poder disfrutar de ellas sin que nuestro peso se resienta ¿cómo? Toma nota:

La bechamel. Podemos utilizar en su elaboración leche desnatada y emplear una buena sartén  antiadherente, de forma que reduzcamos al máximo la cantidad de aceite o mantequilla.  En lugar de harina refinada, elegiremos una versión integral. Si queremos reducir aún más las calorías, podemos evitar el harina de trigo y recurrir a otros con más proteínas y menos hidratos, como los de garbanzos, lentejas, soja, guisantes o quinoa. 

ctv-v2w-11

Porque sean light, no tenemos que resignarnos a un sabor mejorable. Por eso es importante conseguir en la bechamel esa cremosidad que marcará la diferencia. Bastará con incorporarle un yogur desnatado.

En cuanto al picadillo, elige las opciones menos calóricas; verduras, pollo o huevo, eso sí bien aderezados con especias como la nuez moscada o la pimienta.

La croqueta del Restaurante Iván Cerdeño, Mejor Croqueta de Jamón Joselito 2020

La croqueta del Restaurante Iván Cerdeño.

El rebozado también se puede aligerar. Mejor utilizar pan rallado integral picado grues,  incluso mezclarlo con frutos secos triturados y siempre sin cargar en exceso. 

En cuanto al cocinado, mejor al horno. Con la ayuda de un pincel les daremos  una fina capa de aceite por ambos lados.

Lo más