COPE

NATURALEZA AVES

Siete pigargos liberados en Asturias sobrevuelan los cielos cantábricos

Siete pigargos europeos -cuatro hembras y tres machos-, una ave de presa de gran envergadura, sobrevuelan desde hace más de veinte días los cielos de Asturias y otras comunidades autónomas limítrofes tras la apertura el pasado 4 de octubre del jaulón en el que permanecieron durante dos meses.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:42

Siete pigargos europeos -cuatro hembras y tres machos-, una ave de presa de gran envergadura, sobrevuelan desde hace más de veinte días los cielos de Asturias y otras comunidades autónomas limítrofes tras la apertura el pasado 4 de octubre del jaulón en el que permanecieron durante dos meses.

Estas rapaces, águilas marinas con alas largas y anchas, estuvieron dos meses en un recinto especial construido en Pimiango, en el concejo de Rivadedeva (Asturias), donde se estuvieron aclimatando a la zona antes de ser liberados.

Gracias a los emisores GPS que portan los pigargos y a observaciones directas se ha comprobado que la mayoría está adaptándose a la vida en libertad con normalidad, realizando movimientos dispersivos de hasta cientos de kilómetros a lo largo y ancho de la cornisa cantábrica, como corresponde a las aves jóvenes que son.

El Proyecto Pigargo, una ave que puede alcanzar una velocidad de hasta los 75 kilómetros a la hora, es una iniciativa de la asociación conservacionista GREFA, especializada en la recuperación de fauna salvaje amenazada, con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

También dan su apoyo el Gobierno del Principado y el Ayuntamiento de Ribadedeva además del Gobierno de Cantabria, según ha informado este viernes la asociación conservacionista, que indica que la empresa EDP colabora también con la corrección de tendidos eléctricos peligrosos para el pigargo y otras muchas especies de aves, una acción que ya ha comenzado a acometerse en el entorno de la zona de liberación con la implantación de medidas antielectrocución y anticolisión.

Dos de los siete pigargos liberados de esta especie, que pueden alcanzar una envergadura de más de 190 centímetros, han permanecido asentados en el entorno de la zona de liberación desde que fueron soltados, mientras que los cinco restantes emprendieron vuelos a larga distancia, aunque ya son cuatro los que han regresado a la zona de liberación.

"Que seis de los pigargos se hayan quedado en la zona donde los liberamos o hayan vuelto a ella nos parece una buena noticia", indica la bióloga de GREFA y coordinadora del Proyecto Pigargo, Lorena Juste.

Los seis pigargos que coinciden en estos momentos en la zona de liberación están utilizando el punto de alimentación habilitado para la especie por el Proyecto Pigargo, un recurso del que también están haciendo uso otras especies como el milano real.

También se ha confirmado que los pigargos, que se caracterizan por tener un pico grande y un cuello bastante largo, están alimentándose por sí mismos durante sus movimientos dispersivos, concretamente de carroña.

Con abundante documentación científica sobre restos fósiles, incluidos algunos datados en la Edad de Hierro, así como numerosas referencias bibliográficas sobre ejemplares cazados u observados en los siglos XIX y XX, el pigargo europeo está incluido en el "Listado de especies extinguidas en todo el medio natural español", que incluye a los animales y plantas que, tras desaparecer en nuestro país en el pasado, pueden ser objeto de proyectos de reintroducción.

Aunque fueron nueve los pigargos que fueron trasladados a la zona de liberación en Asturias e introducidos en el jaulón de aclimatación construido para el proyecto, dos de ellos tuvieron que ser retirados de este recinto por complicaciones en su estado de salud y, en la actualidad, se recuperan satisfactoriamente en el hospital de fauna salvaje que GREFA tiene en Majadahonda (Madrid).

La suelta de pigargos fue criticada por algunas asociaciones ornitológicas y ecologistas, al asegurar que su presencia en el Principado no está documentada y advertir de que es un depredador tanto de peces como de aves acuáticas como el cormorán moñudo, cuya población está en declive.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar