ESPECIES INVASORAS

Piden acabar con la invasión del camalote y nenúfar mexicano en el Guadiana

Unas 600 personas han reivindicado hoy medidas efectivas para erradicar de forma definitiva el camalote y el nenúfar mexicano del río Guadiana

nenúfar

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:23

Unas 600 personas han reivindicado hoy medidas efectivas para erradicar de forma definitiva el camalote y el nenúfar mexicano del río Guadiana y han exigido responsabilidades ante la "ineficacia" de las acciones llevadas a cabo contra esta especie invasora.

Con pancartas como "Por un Guadiana limpio y vivo", "No quiero un río verde, quiero un río vivo" o "Mójate contra el camalote", los pacenses han acudido a la zona de "El Pico" para solicitar a las administraciones que pasen de los hechos a las palabras.

Los asistentes han llegado andando o en sus bicicletas, acompañados de sus perros e incluso en piraguas, para mostrar que toda la ciudadanía de la capital pacense está implicada en la lucha por su río.

La presidenta de Salvemos el Guadiana, Corinne Martínez, ha explicado a los medios que "de momento lo que hay son palabras, que son acogidas con la mayor satisfacción del mundo, pero se necesitan hechos, pues promesas se han recibido muchas y no han servido hasta ahora".

El "plan de choque" anunciado es de "emergencia", pero éste tiene una "caducidad" y por tanto la ciudadanía debe estar atenta para que lleguen otras medidas que acaben con estas plantas invasoras, ha afirmado.

En este sentido, defiende que "hay que tratar también ciertos factores que contaminan el río, nutrientes para la planta que le permiten estar latente durante 20 años", ha manifestado la presidenta de Salvemos el Guadiana.

Esta asociación ha sido uno de los muchos colectivos de muy diversos sectores que han apoyado el acto, algunos procedentes de Cáceres o de Portugal.

El responsable de uno de estos colectivos, Fernando Gonçalves, ha afirmado que las asociaciones y la ciudadanía deben apoyar este tipo de eventos porque el río se encuentra "en muy mal estado" y el problema "se debe resolver para siempre".

También Javier González, uno de los asistentes a la manifestación, ha coincidido en que "el río no puede seguir así, es una pena para la ciudadanía, para el turismo, para quien quiere practicar el piragüismo o la pesca".

El acto ha estado apoyado por las formaciones políticas de la ciudad, con presencia de sus representantes, entre ellos el alcalde, Francisco Javier Fragoso.

En un manifiesto leído durante la protesta, se pide transparencia en torno a las medidas a desarrollar e informa de que la ciudadanía se movilizará cada quince días para reivindicar sus exigencias.

Lo más