INVESTIGACIÓN CLIMA

Nivel del mar bajó hasta 40 metros hace 30.000 años y no fue único descenso

Un equipo internacional de científicos ha comprobado que el nivel de los océanos registró una brusca bajada de 40 metros hace 30.000 años y volvió a caer otros 20 metros hace unos 22.000 años

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:31

Un equipo internacional de científicos ha comprobado que el nivel de los océanos registró una brusca bajada de 40 metros hace 30.000 años y volvió a caer otros 20 metros hace unos 22.000 años

La investigación, en la que participa la Universidad de Granada y cuyos resultados publica la revista Nature, ha analizado los cambios en el nivel del mar durante el último máximo glaciar utilizando datos geomorfológicos, sedimentológicos y paleontológicos del fondo marino.

Este último máximo glaciar ha sido el periodo más frío de la historia geológica reciente de la Tierra, lo que ha provocado una "enorme" acumulación de hielo en los casquetes polares que hizo descender notablemente el nivel de los océanos, lo que provocó un cambio en la configuración de las tierras emergidas.

Los investigadores han afirmado que, después de una brusca bajada de 40 metros hace 30.000 años, el nivel de mar global se mantuvo bastante estable para volver a caer otros 20 metros hace unos 22.000 años.

A partir de ese punto, se produjo una subida lenta del nivel del océano que se acelera mucho hace unos 17.000 para volver a ralentizarse hace 7.000 años y llegar lentamente en los últimos metros de subida hasta los niveles actuales.

"El cambio de nivel del mar debido a cambios en el clima es un fenómeno conocido desde el siglo XIX y los valores aproximados del descenso se han estimado en las últimas décadas", ha explica el catedrático de Estratigrafía y Paleontología de la Universidad de Granada Juan Carlos Braga, uno de los autores de este trabajo.

Los investigadores han precisado tanto la cronología como los valores de la variación del nivel global de los océanos durante el último máximo glaciar gracias a datos geomorfológicos y sedimentológicos del fondo marino.

Además, han analizado los testigos obtenidos en la perforación de 34 sondeos en el subsuelo del margen de la plataforma del Nordeste de Australia, aguas afuera de la Gran Barrera Arrecifal australiana colocados en una actuación internacional a profundidades de entre 50 y 170 metros por debajo del nivel de mar actual.

"Los descensos bruscos de nivel de mar detectados durante el último máximo glaciar no son fácilmente explicables en los términos habituales de la dinámica de cambio en el clima", ha destacado el catedrático de la Universidad de Granada, que ha explicado que los datos hacen "parecen indicar" que hay estadios extremos poco conocidos en las transiciones de cálido a frío y al revés.

"Identificar con precisión la magnitud y cronología de los cambios de nivel de mar no solo es importante para entender la dinámica del clima global, es también fundamental para entender las conexiones de islas entre sí y con los continentes y poder descifrar migraciones de especies, la nuestra entre otras", ha concluido Braga en un comunicado.

Lo más