CUMBRE CLIMA

Madrid exhibe una escultura de una ballena azul con motivo de la cumbre

Madrid exhibe desde este miércoles en la Fundación Canal, con motivo de la cumbre del clima, una escultura interactiva que representa el esqueleto de una ballena azul de 20 metros y 2.000 kilos para concienciar sobre el cambio climático.,La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha presentado esta escultura, que se podrá visitar hasta el 17 de diciembre en la explanada exterior de la Sala Castellana

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:21

Madrid exhibe desde este miércoles en la Fundación Canal, con motivo de la cumbre del clima, una escultura interactiva que representa el esqueleto de una ballena azul de 20 metros y 2.000 kilos para concienciar sobre el cambio climático.

La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha presentado esta escultura, que se podrá visitar hasta el 17 de diciembre en la explanada exterior de la Sala Castellana 214 de la Fundación Canal.

Con esta escultura representamos una alianza con el capital natural, ha señalado Martín, quien ha estado acompañada por los autores de esta obra, Marcos Romero y Germán Cosetti, además de por la directora gerente de la Fundación Canal, Eva Tormo.

Martín ha asegurado que, en la Comunidad, aprovechando la celebración de la cumbre del clima en Madrid, quieren "sensibilizar a los visitantes sobre la importancia que tienen el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad de los recursos.

Esta ballena azul simboliza el planeta Tierra y el ecosistema marino que todos debemos cuidar, y está en línea con las políticas que desarrolla la Comunidad de Madrid para preservar la flora, la fauna y los recursos naturales de la región, como el agua, ha detallado.

La escultura es una reproducción del esqueleto de una ballena azul de 20 metros y 2 toneladas de peso, realizada con hierro y madera de nogal reciclada y salvada de un incendio, madera de eucalipto caído durante una tormenta y madera que el Mar Mediterráneo expulsó a la orilla a lo largo de cinco años.

Los visitantes podrán interactuar con el interior de la escultura, ya que, cuando se produce contacto, la ballena emite sonidos que representan los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, aire, agua y fuego.

Sus creadores son Marcos Romero (Barcelona, 1971), escultor que trabaja a partir de material reciclado que busca y encuentra en bosques, playas y ríos, y Germán Consetti (Córdoba, Argentina, 1975) que trabaja el metal, la madera, la cerámica, y otros materiales orgánicos para reflejar la emoción que subyace a la materia.