PLAYAS CASTELLÓN

Cuatro playas de Benicàssim, cerradas al baño por la presencia de E.coli

Las playas de Almadraba, Torre Sant Vicent, Terrers y Heliópolis de Benicàssim permanecen este lunes cerradas al baño después de que la Conselleria de Medio Ambiente ordenara el domingo su clausura por la presencia de la bacteria E.coli, y se está a la espera del resultado de los últimos análisis del agua para poderlas reabrir en las próximas horas.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:58

Las playas de Almadraba, Torre Sant Vicent, Terrers y Heliópolis de Benicàssim permanecen este lunes cerradas al baño después de que la Conselleria de Medio Ambiente ordenara el domingo su clausura por la presencia de la bacteria E.coli, y se está a la espera del resultado de los últimos análisis del agua para poderlas reabrir en las próximas horas.

Según han señalado a EFE fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente, las playas de Oropesa y Cabanes que este domingo fueron cerradas al baño por los mismos motivos ya han sido reabiertas a primera hora de esta mañana tras los resultados positivos de los análisis.

Las aguas de las tormentas de la semana pasada que llegaron hasta el mar son el posible causante de la contaminación puntual de las playas que se cerraron en plena temporada estival.

La alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués (PP), ha lamentado la "dejadez y desidia de la Conselleria de Medio Ambiente con la seguridad sanitaria de los vecinos", ya que la orden se envió el viernes pero no se hizo efectiva hasta el domingo, porque no se tuvo conocimiento de la comunicación.

Marqués ha afirmado que tras detectarse la contaminación "la decisión ha sido ordenar el izado de la bandera roja en las playas afectadas, ubicar hojas informativas de la situación en los paneles públicos de información de las playas y trasladar estas medidas a la dirección general del agua de la Conselleria".

Además, la alcaldesa ha informado de que ya se ha realizado un muestreo de aguas para realizar contraanalíticas que sean una fuente fiable de información, ya que las de la Conselleria "no ofrecen" al Ayuntamiento "esa seguridad".

Marqués ha asegurado que el informe de la Conselleria "se firmó el viernes a las 14.50 horas, y se envió por correo a un funcionario a las 15.17 horas, fuera del horario de oficina, sin garantía de recepción y sin contrastar que la información hubiera llegado".

A su juicio, "si era una información sanitaria de urgencia, debería haberse comunicado, al menos por teléfono de manera inmediata, y siempre que fuese en horario fuera de trabajo, se debería haber comunicado de emergencia a la Policía".

Por este motivo, la alcaldesa de Benicàssim exigirá responsabilidades a la Conselleria y presentará una queja formal por las consecuencias que podrían haberse producido.

También ha anunciado que a partir de ahora, el Ayuntamiento que preside hará "de manera autónoma y privativa análisis semanales para garantizar que el agua de las playas de Benicàssim cumple siempre la normativa sanitaria".

Lo más