COPE

TOROS ALBACETE

Triunfo de compromiso de Manzanares y buen toreo de De Justo en Albacete

Julio César Sánchez

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:49

Julio César Sánchez

El diestro José María Manzanares ha sido el triunfador numérico de la corrida celebrada hoy en Albacete, donde ha cortado dos orejas, en una tarde en la que también ha brillado el toreo de Emilio de Justo, que ha paseado un trofeo después de que el palco le cerrara la Puerta Grande en el tercero.

Los tendidos de Albacete habían visto dos corridas propias de plazas como Madrid, Pamplona o Bilbao (de Fuente Ymbro y Victoriano del Río) en los dos festejos iniciales de feria, y, claro, esperaban algo similar en la tercera, lo que no se produjo, porque saltó una corrida de Albacete sin más, muy limpia de pitones aunque sin el remate de las citadas anteriormente.

El primero resultó noble y con poquita fuerza, de ahí el movimiento rebrincado y el derrote defensivo al final de la embestida. Ferrera le dio muchos tiempos muertos, no le bajó la mano y la faena se tornó tediosa por momentos, sin tomar vuelo, a lo que hay que añadir el fallo a espadas.

En el cuarto fue el propio Ferrera quien lidió al de Daniel Ruiz, y lo parearon sus tres banderilleros, destacando Fernando Sánchez. Con la muleta el toro se venía a los cites sin dudarlo aunque lo hizo falto de ritmo. Aun así se echó en falta algo más de compromiso real del torero extremeño, que se puso con la derecha como queriendo, pero sin querer de verdad.

El segundo, corpulento y serio de pitones, se dejó bastante, y Manzanares se acopló con él de manera intermitente. Fue sobre todo en dos jaleadas series muy ligadas y mandonas con la derecha, cogiendo la zurda únicamente en una tanda poco lograda, a pesar de la calidad que el de Daniel Ruiz apuntó por ese lado en los dos primeros tercios.

La faena transcurrió entre valles y picos hasta que el alicantino cogió la espada. Ahí es capitán general, y dejó uno de sus habituales estoconazos, con la consiguiente oreja concedida.

Si el segundo fue corpulento, el quinto no, y tal hecho despertó algunas protestas. La faena de muleta de Manzanares se mantuvo en el alambre por las ganas del torero de romperse y las del toro por embestir, pero ni una cosa ni otra se pudieron producir en plenitud debido a la medida fuerza del toro albaceteño, que quería más que podía, por lo que a sus acometidas les faltó armonía.

Algo parecido al cuarto, pero en este caso Manzanares sí apostó por el toro y por la faena, y le arrancó una oreja. Sin brillo deslumbrante, pero con sinceridad y voluntad de agradar.

También se dejó el tercero, a pesar de la fea costumbre de derrotar levemente al final del muletazo, algo que no importó -y apenas se notó- a un torero en estado de gracia como es Emilio de Justo actualmente; aunque con matices.

El extremeño se enfibra tanto con las embestidas que, en ocasiones, no tiene controlada la estabilidad de su cuerpo del todo cuando inicia los muletazos, no encarrilando las embestidas debidamente. Claro que cuando sí lo consigue, la gente ruge, como ocurrió a veces en su primero.

Hubo más derechazos que naturales, pero estos fueron los más templados de su faena. Dejó la estocada después de pinchar, razón por la que el palco no concedió el trofeo pedido por el público.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Con el ramillete de verónicas de Emilio de Justo al sexto, la música en Sevilla habría roto a sonar. Esa fue la declaración de intenciones del de Torrejoncillo tras la negativa del palco a la concesión de la oreja en el tercero, algo que no se repitió en este.

Al de Daniel Ruiz le faltó humillar, pero derrochó nobleza y fondo yendo tras la muleta de De Justo, que le dio fiesta con compostura y firmeza; tanta que tocó pelo a pesar de pinchar una vez.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros de Daniel Ruiz, bien presentados. Blando el primero. Manejable el segundo, aplaudido en el arrastre. Manejable el tercero. Rebrincados cuarto y quinto. Noble y enclasado el sexto.

Antonio Ferrera (azul turquesa y oro), silencio y silencio.

José María Manzanares (azul marino y oro), oreja y oreja.

Emilio de Justo (tabaco y oro): vuelta al ruedo tras petición y oreja.

En cuadrillas, Javier Valdeoro y Fernando Sánchez saludaron tras banderillear al primero. Manzanares no salió a hombros a pesar de haber cortado dos orejas.

La plaza rozó el lleno sobre el 75% del aforo permitido.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar