#SanIsidroCOPE

REVISTA DE PRENSA | “Escandaloso” de Montalvo como protagonista

Consulta en cope.es las principales crónicas publicadas sobre el quinto festejo de la Feria de San Isidro.

Escandaloso, el toro de Montalvo protagonista de las crónicas del quinto festejo de San Isidro

 Escandaloso, el toro de Montalvo protagonista de las crónicas del quinto festejo de San Isidro ARJONA PLAZA 1

@alberocope Redacción Toros

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 08:29

“Dos toros en una tarde de detalles”, por Sixto Naranjo (COPE.ES)

Hubo empaque y largura en los muletazos de Curro. Inteligente el torero dándole el sitio que requería el toro, buscando la inercia en los inicios de las tandas. Con demasiados altibajos, sin estructura el conjunto y echándose en falta más ajuste.  Pero todo con el sello personal de Curro. Lo realizado lo emborronó de nuevo con un horrendo bajonazo.

“Ni el milagroso San Isidro lo arregla”, por Andrés Amorós (ABC)

Sin preámbulos, le da distancia y cita al natural (el lado mejor); en el centro, dibuja artísticos muletazos. No es una faena redonda pero sí tiene aroma y sabor, aunque el toro se va rajando. Otro bajonazo lo estropea todo.

“Un escándalo de toro”, por Vicente Zabala se la Serna (EL MUNDO)

Curro Díaz consiguió momentos de belleza en una faena enteramente zurda y sin estructura. Galopaba el montalvo de lejos y seguía las telas con generosa abertura. La sensación de que quedaba todo ligero e inconexo recorrió la plaza. Como Curro recorrió mucho ruedo. Los pases del desprecio abrochaban series de naturales como chispas que no prendían. Otro espadazo por los blandos terminó de voltear los tendidos contra el torero y a favor de Escandaloso.

“Pundonor de Ureña, con la tragedia a la vuelta”, por Patricia Navarro (LA RAZÓN)

Apretó en el burladero de salida como si se le fuera la vida. Y la vida casi le quita a Paco Ureña cuando salió a parar al quinto toro de la tarde. Con el capote estaba el torero pero se fue derecho a él para estamparlo contra las tablas con la fuerza íntegra, la fiera, bestial el encuentro. Pánico en la plaza. Le podía haber destrozado y de hecho salió a torear como ejercicio de pundonor porque estaba blanco y cojeando.

* “Cuando un buen toro se va”, por Antonio Lorca (EL PAÍS)

Cuando un buen toro se va… con las orejas colgando, algún fracaso, trufado con un jarrón de tristeza, deja atrás. La china le tocó ayer a un torero artista, fino y elegante como es Curro Díaz, que se encontró con una de esas tardes en las que la inspiración no acaba de llegar. Ya lo decía Manolo Vázquez: “Tener que hacer una obra de arte a las siete y media de la tarde de un día determinado es algo casi imposible”

“Curro Díaz, a chispazos”, por Juan Diego Madueño (EL ESPAÑOL)

Curro remató todas las series con un desprecio. Majó la última al fin pero ya era tarde, en el tercio y con Escandaloso embistiendo con los riñones. Hubo la anhelada pausa. A esas alturas la gente se había ido al bando del toro y el bajonazo decantó definitivamente la balanza: se arrastró con las dos orejas bajo una clamorosa ovación y a Curro Díaz, despejados los primeros pitos, le redoblaron algunas palmas tímidas desde el '10'.

“A por uvas”, por Javier López (EFE)

Y hoy los que estuvieron a por uvas fueron Curro Díaz y López Simón, que protagonizaron una de sus peores tardes en esta plaza, si no la peor, por la desangelada imagen que ambos mostraron y por no haber sido capaces de aprovechar las notables posibilidades que le brindaron los dos toros más propicios de la corrida.

“Ese día del Patrón”, por José Miguel Arruego (MUNDOTORO)

Porque Curro, con sus virtudes y defectos, fue el mismo torero de siempre. Los que cambiaron fueron los de arriba. ¿Qué faltó? que el torero buscara al animal tras cada muletazo, y que el toro se rebosara después del embroque para que los muletazos se hubieran concatenado con más continuidad ¿Qué sobró? la estocada que sirvió de rúbrica, muy caída, a la que se agarraron los voceras para vencer el pulso a la minoría que había valorado la actuación del torero jiennense.

“Destellos de Curro Díaz con deslucida corrida de Montalvo en Las Ventas”, por Íñigo Crespo (APLAUSOS)

Faena decidida de Curro Díaz, entera por la mano izquierda. Hubo muletazos exquisitos al natural, abriendo las tandas a distancia. No fue una faena redonda, tuvo la imperfección de las caras improvisaciones. Emborronó su labor por una estocada defectuosa. Al final, división de opiniones.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

“El Rey del Trile”, por Marco Antonio Hierro (CULTORO)

Pero para vender hay que contar también con algo de suerte, y hoy no le compraron el toreo despegado y por fuera -muy estético, eso sí-, la oferta de distancia generosa que escondía el egoísmo de utilizar las inercias, la compostura apuesta de cincelar los embroques que no molestan nunca en la cómoda media altura. Un natural por aquí, un derechazo por allá, las firmas bordadas en piel y colgadas en el cielo de Las Ventas; todo más sabroso que profundo

Lo más