ENCIERROS S.S.REYES

Nueve heridos leves en el tercer encierro de San Sebastián de los Reyes

El tercer encierro de San Sebastián de los Reyes ha concluido con nueve heridos, todos por caídas y con lesiones leves por las que ya han sido dados de alta, aunque uno de ellos ha sido lanzado por el aire y se ha golpeado en la cabeza, por lo que ha tenido que recibir dos puntos de sutura.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:49

El tercer encierro de San Sebastián de los Reyes ha concluido con nueve heridos, todos por caídas y con lesiones leves por las que ya han sido dados de alta, aunque uno de ellos ha sido lanzado por el aire y se ha golpeado en la cabeza, por lo que ha tenido que recibir dos puntos de sutura.

El joven ha recibido el golpe en la calle Postas, tras lo que ha sido evaluado inicialmente a un puesto sanitario a pie de calle, desde donde le han conducido al hospital de campaña para tratarle.

El encierro, con novillos de la ganadería Guadalest, ha sido el más rápido de los celebrados hasta el momento y el que ha contado con mayor participación, con cerca de 1.400 corredores.

La carrera ha durado un minuto y 50 segundos, ha contado al término del evento el portavoz de Protección Civil, Pedro Martínez.

Por su parte, el director del encierro, Eduardo Flores, ha apuntado que los novillos han ido "más rápido de lo normal", con una salida en la que la velocidad ha sido "primordial" y en la que los bueyes han dirigido a la manada.

Sin embargo, los animales han empezado a disgregarse a partir de la calle Postas, donde han comenzado a mezclarse y dirigirse hacia los corredores hasta que una res ha embestido a un participante, que ha saltado por el aire.

Apenas unos metros después ese mismo animal ha arremetido contra otro asistente que estaba en el suelo.

Flores ha apuntado que los novillos llevaban una velocidad tan alta que han llegado a chocar contra la pared de la calle Real, tras una pronunciada curva, donde han golpeado repetidamente a algunos corredores, aunque sin producir heridas por asta.

Además, al ir tan rápido han llegado a dejar atrasados a los bueyes y han llegado mucho antes que ellos a la plaza, donde la entrada a los toriles ha sido limpia.

Lo más