El desmadre en los parkings subterráneos de Pamplona: hoteles improvisados con las fiestas más desenfrenadas

Los elevados precios y la alta ocupación llevan a muchos turistas a dormir en aparcamientos, que se convierten en discotecas improvisadas abiertas las 24 horas

 

  • item no encontrado

Responsable área audiovisual 

Redactor multimedia

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:37

Música a toda pastilla, cánticos, bailes imposibles, bromas incesantes y, sobre todo, mucho alcohol. Esto es lo que cualquiera se puede encontrar en los parkings de la capital navarra durante la celebración de los Sanfermines. Ante los caros precios de las distintas opciones de alojamiento, desde los hoteles a los albergues pasando por las viviendas anunciadas en Airbnb, y su alta ocupación, muchos turistas eligen un aparcamiento como lugar en el que quedarse durante estas fiestas.

Es el caso de un grupo de once amigos franceses que han venido a Pamplona en coche desde Béziers, una localidad cercana a Montpelier. Tienen un presupuesto diario de cien euros para comida y bebida, y han elegido un parking subterráneo en lugar de un hotel porque su precio es claramente inferior. Dicen que están tranquilos aquí y que no necesitan nada más.

No son los únicos que optan por esta solución. A medida que avanza la noche, los parkings se pueblan de más personas durmiendo semidesnudas en el interior de sus vehículos o incluso en colchones situados entre los coches estacionados.

Durante el día se llegan a formar colas en los baños del parking. Unas instalaciones que suelen usarse poco se convierten en el lugar que muchas personas usan para aliviar sus necesidades pero también para asearse, peinarse e incluso maquillarse.

Pero el precio del alojamiento no es el único que se multiplica en estas fechas. También los propios parkings hacen su particular agosto adelantado a la primera quincena de julio.

“Seis euros por día de estacionamiento” reza un cartel en el acceso del aparcamiento donde se encuentra el grupo de amigos franceses. Sin embargo, leyendo la letra pequeña se descubre que ese precio no es válido durante la celebración de los Sanfermines. El coste diario se triplica en las fiestas más importantes de Pamplona, llegando a los 18,75€ por jornada.

Al fin y al cabo los aparcamientos subterráneos no dejan de ser la opción ‘premium’ de esta modalidad de alojamiento. Otros muchos se conforman con dormir en el interior de sus coches en la calle.

Etiquetas

Lo más