TOROS ALFARERO

David Salvador, única oreja de la cuarta en Villaseca de la Sagra (Toledo)

El novillero salmantino David Salvador cortó la única oreja de la cuarta del "Alfarero de Oro" de la localidad toledana de Villaseca de la Sagra, en la que tanto García Navarrete como Pablo Mora se fueron de vacío.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:29

El novillero salmantino David Salvador cortó la única oreja de la cuarta del "Alfarero de Oro" de la localidad toledana de Villaseca de la Sagra, en la que tanto García Navarrete como Pablo Mora se fueron de vacío.

David Salvador fue el único que tocó pelo en la cuarta novillada del Alfarero de Oro, un festejo de poco brillo en el que se lidiaron utreros de Cebada Gago, sin exageraciones en cuanto a carnes aunque astifinos, que tuvieron movilidad pero les faltó clase y entrega en las telas, resultando segundo y tercero los que brindaron más opciones.

No marchaba la novillada por buenos derroteros artísticos por el deslucido juego de los dos primeros, pero las tornas cambiaron en el tercero, en el que hubo varios pasajes de toreo con belleza estética. Los llevó a cabo David Salvador, al que le correspondió un utrero con movilidad y algo más de entrega que sus hermanos anteriores, si bien terminó rajándose.

Salvador puso compostura por el mejor pitón, el derecho, y categoría en los contados naturales que le robó dándole los adentros en el tramo final de faena. Además mató dignamente a la primera y la única oreja de la tarde fue a sus manos.

El sexto fue un novillo astifino con muchas teclas. Salvador instrumentó una faena desigual, con fases de mayor ajuste, estética y firmeza, con otras de mayor indecisión y falta de acople.

Pablo Mora se las vio con un segundo novillo que tuvo complicaciones, sin humillación y yendo a por el torero ocasionalmente sin hacer caso de la muleta. Sin opciones de triunfo, pinchó hasta en cuatro ocasiones antes de tumbar a su oponente de casi entera desprendida y varios descabellos.

El quinto, bien banderilleado por Raúl Martí, tuvo clase y nobleza, pero la fuerza justa tras salir del peto. Pablo Mora anduvo firme y tirando del novillo con encaje por los dos pitones, aunque la intensidad de la faena fue de más a menos.

No tuvo lote propicio García Navarrete, si bien el novillero jiennense pareció venirse un tanto abajo frente a las adversidades. Debe mejorar su muy deficiente manejo de los aceros, llegando a pinchar hasta en nueve ocasiones a su primero y dejando una estocada muy baja en su segundo. Resultó volteado por su segundo con el resultado de múltiples contusiones.

------------------

FICHA DEL FESTEJO.- Novillos de Cebada Gago, bien presentados, Con movilidad aunque justos de entrega y calidad. Algo mejores segundo y tercero.

García Navarrete, silencio tras aviso y leves pitos.

Pablo Mora, silencio tras aviso y palmas.

David Salvador, oreja y ovación.

En cuadrillas, saludaron tras banderillear al primero José Alberto Aponte "Candelas" y José Muñoz "Perico"; y David Blázquez en el segundo.

La plaza rozó el lleno en los tendidos.

Lo más