Boletín

TORO ENMAROMADO

Carrera sin heridos de un toro enmaromado reservón en Benavente (Zamora)

El toro enmaromado de Benavente (Zamora) ha completado esta tarde un recorrido urbano acortado por la lentitud del astado, en un espectáculo englobado en los toros de cuerda tradicionales que no ha causado heridos ni ha resultado excesivamente vistoso por lo reservón del astado.,El enmaromado ha efectuado en 57 minutos un recorrido en el que ha sido guiado por los corredores con una cuerda de 120 metros que ha llevado atada a los cuernos, como manda una tradici

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:17

El toro enmaromado de Benavente (Zamora) ha completado esta tarde un recorrido urbano acortado por la lentitud del astado, en un espectáculo englobado en los toros de cuerda tradicionales que no ha causado heridos ni ha resultado excesivamente vistoso por lo reservón del astado.

El enmaromado ha efectuado en 57 minutos un recorrido en el que ha sido guiado por los corredores con una cuerda de 120 metros que ha llevado atada a los cuernos, como manda una tradición que en Benavente se remonta al siglo XVII.

El astado ha comenzado con buenas maneras y demostrado fuerza y bravura a la salida del toril, aunque a medida que ha avanzado ha ido perdiendo gas y una vez completado el primer tercio de la carrera se ha mostrado cada vez más reservón y fatigado.

El toro, de nombre "Patriarca" y 570 kilos de peso, ha protagonizado los momentos de mayor peligro a la entrada de la calle Matadero, donde una docena de corredores se han caído cuando llegaba el astado y éste les ha pasado por encima.

Pese a ello, en el espectáculo no se han registrado cornadas ni heridos de consideración más allá de magulladuras por caídas o torceduras de pie, según ha señalado a los periodistas al final del espectáculo el alcalde de Benavente, Luciano Huerga.

El máximo responsable municipal ha visto acertada la decisión de acortar el recorrido después de que las prolongadas paradas con alguna arrancada del toro enmaromado imprimieran un ritmo lento a la carrera.

Por ello, para evitar los momentos de peligro que pueden suponer que la gente se confíe y se acerque demasiado al toro cuando éste está parado se decidió acortar la carrera, según ha explicado la concejala de Fiestas, Patricia Martín.

En la carrera de este año ha estado presente en la memoria de los corredores el encargado del toril de la plaza de toros de Benavente, Santiago Domínguez, que falleció el pasado domingo por una cogida a la salida del primer astado de un concurso de cortes.

Con motivo de ese suceso, se han guardado dos días de luto oficial en Benavente y algunos actos festivos se han modificado para dedicarlos al malogrado operario del toril, al que el astado sorprendió cuando cerraba la puerta de acceso al ruedo.

El toro enmaromado de este año en Benavente se crió en la finca Jandilla de Vejer de la Frontera (Cádiz).

"Patriarca" era un toro nacido el 30 de noviembre de 2013 de pelo castaño bociblanco bragado de divisa blanquirroja de la ganadería gaditana Lagunajanda.

Su destino inicial iba a ser para una corrida de toros de la feria de San Isidro pero se estimó la petición del Ayuntamiento de Benavente para que se destinara al festejo de toros de cuerda de esta ciudad que este miércoles ha visto triplicada su población, hasta casi 60 000 personas con motivo de la carrera, según el alcalde.

El toro enmaromado de esa localidad zamorana está declarado festejo taurino tradicional por la Junta de Castilla y León y su celebración está documentada ya en el siglo XVII.

El coste del astado es sufragado por el Ayuntamiento de Benavente desde finales del siglo XIX, según una tradición que sufrió un paréntesis de dos décadas entre 1909 y 1939, periodo en el que se prohibieron los festejos populares con toros en la vía pública.

Como festejo previo, la mañana de este miércoles se ha celebrado en Benavente la corrida de un torito del alba, un espectáculo similar a la del enmaromado pero que tiene a un novillo como protagonista.

El torito del alba "Canastillo" también defraudó ya que no llegó a completar un tercio del recorrido y tras media hora parado la carrera del novillo atado a una maroma por los cuernos se dio por finalizada.

El próximo sábado por la tarde está prevista la celebración de otro torito del alba, festejo con el que concluirán las fiestas grandes de Benavente.

Lo más