TELEVISIÓN SERIES

La serie "Vergüenza" regresa con una segunda temporada más atrevida y extrema

"La segunda temporada de 'Vergüenza' es más extrema, más arriesgada y más provocativa", ha destacado hoy Javier Gutiérrez, protagonista junto a Malena Alterio de la serie de Movistar+, que estrenará mañana una nueva tanda de episodios en los que la pareja se enfrentará a la paternidad.,Tras el éxito de su primera temporada, los "metepatas" Jesús y Nuria vivirán nuevas situaciones embarazosas que además, según Alterio, han producido "vergüenza real" durante los rodajes: "La

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 14:20

"La segunda temporada de 'Vergüenza' es más extrema, más arriesgada y más provocativa", ha destacado hoy Javier Gutiérrez, protagonista junto a Malena Alterio de la serie de Movistar+, que estrenará mañana una nueva tanda de episodios en los que la pareja se enfrentará a la paternidad.

Tras el éxito de su primera temporada, los "metepatas" Jesús y Nuria vivirán nuevas situaciones embarazosas que además, según Alterio, han producido "vergüenza real" durante los rodajes: "La vergüenza estaba también en el equipo, había gente que literalmente no nos miraba a los ojos", ha destacado.

La actriz, que se define como "tímida", reconoce que para ella la serie funciona como una terapia de choque, en las que someten a pacientes a situaciones de "pánico", y espera que el público sienta también la "catarsis" que se produce al ver a los personajes pasarlo mal.

Creada y dirigida por Álvaro Fernández-Armero y Juan Cavestany y producida por Apache Films, la segunda temporada de la serie contará con nuevos escenarios y personajes, como Guillermo y Andrea (Jaime Zarataín y Marta Nieto), una pareja de padres sofisticados y modernos y Ramón y Vanessa (Pol López y Teresa Cuesta), otra pareja con un carácter más "gañán".

"Queremos seguir haciendo gracia, pero a la vez contar algo", ha destacado Cavestany, que asegura que la nueva temporada es también "más narrativa y compacta", ya que contará con seis episodios, a diferencia de la primera, de diez.

Además, habrá un capítulo especial de Navidad, que se estrenará el 24 de diciembre y que "no será una continuación de la segunda temporada", sino algo que se ubica en la "elipsis" que se produce entre la primera y la segunda.

Con su carácter arriesgado y su dosis de humor negro, la serie se convirtió el año pasado en una de las más vistas de la plataforma y obtuvo cuatro galardones en los Premios Feroz 2018, un éxito que Cavestany asume con humildad.

"Álvaro y yo nos pusimos a trabajar con la sensación de que no teníamos nada garantizado porque cada semana aparecen series interesantes que le dan la vuelta a todo", afirma el director, guionista y dramaturgo, autor de textos como "Urtain".

Para él, la serie funciona porque los personajes sufren un tipo de problemas "que no son los habituales en las comedias" y que tienen que ver "con lo cotidiano y con los miedos y frustraciones de cada uno", lo que produce cierta "empatía" en el espectador.

En cuanto al guion, Cavestany afirma que hay una parte "autobiográfica", de observación del entorno y las relaciones personales pero también una dosis de "fantasía perversa", de dramatizar y recrear situaciones en las que la gente toma decisiones equivocadas.

"La base de la comedia es que la gente lo pase mal. A nadie le interesa ver la historia de un tío al que todo le va bien", ha coincidido Fernández-Armero, que asegura que durante el rodaje siempre uno de los dos directores va "más desbocado" y el otro "le para los pies".

Gutiérrez lo ha corroborado y ha señalado que muchas veces los directores "se echan las manos a la cabeza y se avergüenzan de lo que han escrito".

Lo más