COPE

Conchita Pérez, fuera de 'Sálvame': cuánto cobra por sesión y el intento de soborno que sufrió en el polígrafo

Conchita Pérez es una exitosa poligrafista que se ha convertido en un mítico rostro de Telecinco al participar en el 'Deluxe' de forma habitual

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo

Tiempo de lectura: 7'Actualizado 22 nov 2021

Conchita Pérez es una exitosa poligrafista que se ha convertido en un mítico rostro de Telecinco. Lleva muchos años dedicándose a ello, sin embargo, fue su salto al 'Deluxe' lo que le permitió mostrar a toda España lo que era capaz de hacer. Desde entonces, ha trabajado con multitud de famosos y se ha convertido en una trabajadora esencial de 'Sálvame' para descubrir todas las mentiras de los personajes de la prensa rosa.

La colaboradora del espacio de Telecinco es tímida y siempre evita tener protagonismo en el mencionado espacio. Sin embargo, con el paso de los años, se ha ido conociendo poco a poco cómo es y pequeños matices de su vida personal. Lo poco que se conoce de ella es su pasado antes de ser poligrafista y la empresa en la que trabaja cuando no se reúne con Jorge Javier Vázquez los sábados por la noche.

A pesar de ser un conocido personaje mediático, siempre ha intentado mantener su vida privada al margen, dado que no le gusta que se hable de ella más de lo que se deja ver en la pequeña pantalla. Es por esto por lo que hay mucha información sobre la poligrafista que resulta desconocida para sus seguidores.

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo



¿Por qué decidió ser poligrafista?

Conchita no siempre se ha dedicado ha corroborar las verdades y destapar mentiras. Se licenció en Dirección General de Empresas con intención de desarrollar su trayectoria profesional por ese camino. Sin embargo, fue un asunto personal el que le empujó a formarse como poligrafista. "En 2010, tuve que ir a la comisaría de policía por una cuestión, y me di cuenta de que, cuando sucede algo en el pasado sin testigos, es muy difícil de demostrar. Por ayudar a la gente, como la que había allí acusada de algo que decían no haber hecho, tomé este camino", contaba en una entrevista para 'Mujer Hoy'.

"Lo que me motivo entrar en este mundo fue ser consciente de la imposibilidad de demostrar algo ocurrido en el tiempo sin testigos. Es Importante poder probar la verdad y más aun cuando se trata de acusaciones injustas", agregaba tras reconocer que fue víctima de una falsedad "que creó en ella una duda". Fue entonces cuando comenzó a formarse en poligrafía profesional para evitar que la gente pasara por lo mismo que ella. "No hago el polígrafo por dinero, lo hago para ayudar a la gente", reconocía.

Se formó en Estados Unidos, ya que es donde esta práctica es más frecuente y porque en España no estaba reglado. "Cuando empecé, la poligrafía profesional no estaba reglada en España, ahora tampoco lo está, y yo quise hacerlo de forma muy seria. Por eso me inscribí en una asociación estadounidense, la APA, en la que estamos alrededor de 4.500 personas asociadas", contaba en una entrevista para 'El Cierre Digital'. "En EEUU es una profesión que está muy demandada y hay empresas que se dedican esta actividad. En el Pentágono hay 500 poligrafistas en nómina. Allí eligen a empleados de forma aleatoria para conocer si han hecho algo que no debían", agregaba.

"Hay que tener una formación y unos conocimientos de psicología muy amplios. En Estados Unidos, que es donde más se trabaja este campo, lo único que exigen es hacer un curso que realiza la America Poligraph Association (APA), que existe desde 1966 y regla este terreno. La APA ha ordenado esos requisitos de ética y de moral que debemos cumplir los que nos dedicamos a ello. Cada año te renuevan y comprueban que cumples correctamente unos estándares", aclaraba.

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo



Su trabajo antes de ser poligrafista

Al estudiar Dirección General de Empresas, su trabajo de antes está muy alejado de lo que se dedica ahora. Sin embargo, en alguna entrevista, ha contado que se formó en Turismo y fue directora de un hotel durante 20 años: "Estuve 20 años dirigiendo un hotel familiar, hasta que vendimos".

Además, ella también ha contado que trabajó en la banca, donde siempre iba vestida con traje de pantalón, por lo que "hubo un momento en el que le llamaban ‘el hombrecito'": "Hace años trabajé en la banca y, como mandaba tanto y siempre iba con traje de pantalón, hubo un momento en el que me llamaban 'el hombrecito". "Tuve también una empresa de productos petrolíferos y aprendí a soldar. Cuando he emprendido un negocio, he querido saber hacer todo. También fui directora de gestión y monté gasolineras", contaba, dejando claro que se puso al frente de negocios muy diferentes.

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo



Su trabajo fuera de 'Sálvame'

Aprovechando su formación como poligrafista y empresaria, Conchita cuenta con su propio negocio dedicado a descubir la verdad y colabora con cientos de empresas y particulares. Tiene una sede en Madrid y otra en Zaragoza, aunque algunos casos particulares la obligan a trasladarse a menudo. Por ello, tiene "tres polígrafos y cada uno vale poco más de 18.000 euros".

La profesional cobra 375 la sesión, ya que es una tarea que conlleva muchas horas: "La sesión del polígrafo cuesta 375 euros, dura dos horas y media e incluye un informe". Cada sesión dura en torno a las tres horas. Esto se debe a que, además de la prueba en sí, los clientes se someten a una entrevista previa y a una terapia con las personas que acuden a la consulta. Su trabajo está muy solicitado y tiene terapias programadas para todos los días. Tantas que alguna las hace los sábados, domingo o festivos, siempre que sean casos solicitados fuera de Madrid o Zaragoza.

"Además de la televisión y en mi día a día, son personas anónimas las que acuden de manera habitual a mi despacho para aclarar y resolver sus dudas. El 90% de los asuntos que consultan son referentes a deslealtades, pero también son muchas las personas que acuden para poder demostrar su inocencia por acusaciones que vienen sufriendo y les afecta en su vida, y también robos tanto en empresas como en el ámbito familiar", explica en una entrevista para 'El Cierre Digital'.

"Como ejemplo te podría contar de una pareja que vino por la desaparición de una cantidad de dinero dentro de la casa familiar. La persona acusada defendía que no era el ladrón, llegando a creerle los propios perjudicados y hasta que no pasó por la Prueba del Polígrafo, donde quedó claro que mentía, no pudieron aclarar quién había sido el responsable del robo ante la sorpresa de su propia pareja, quién me había buscado para defender su inocencia", agregaba.

"Aunque las deslealtades ocurren en ambos sexos, también hay hombres que sospechan de sus mujeres, como el caso en el que por comentarios dentro de la oficina tuve un caso donde ella reconoció que las relaciones con un compañero mucho más joven le subían el ego. Ante la fiabilidad del Polígrafo, la mujer pretendió que mintiera sobre los resultados de la prueba, a lo que me negué en rotundo", confesaba.

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo



Su salto a Telecinco

Aunque es un rostro muy conocido de los programas de Telecinco y esto le ha ayudado a expandir su negocio, sus inicios en la televisión fueron difíciles. Esto se debe a que Conchita no contaba con el apoyo de su famiia, lo que le afectó. "A mi madre no le gustó nada verme en la televisión. Al principio, sufrió mucho… Cuando se me acercaba la gente lo llevó mejor. Falleció hace tres años y lo llevo fatal. La cuidé hasta el final. Me ha dejado un vacío tremendo", contaba en una entrevista en 2019.

No obstante, ella no pudo rechazar la ofera. "Fue una cosa casual. Te cuento: me iban a hacer una entrevista en la revista 'Yo, Donna'; y no había despacho disponible, cuando nos acomodamos en uno, la persona que estaba allí, al escuchar lo que se podía ayudar a la sociedad con este método, lo comentó con un amigo que estaba vinculado en la TV y así comenzó mi relación con la Sálvame Deluxe. Tras reunirme con David Valldeperas, me propuso probar y ya han pasado más de diez años desde aquel momento", contaba para El Cierre Digital,

A pesar de las especulaciones, la poligrafista siempre ha defendido la eficacia del polígrafo. En muchas ocasiones, personajes del mundo de Mediaset han cuestionado su trabajo por no quedarse satisfechos con las respuestas del polígrafo. Ante esto, ella siempre ha defendido que es un método "muy eficaz, casi al 100%" y que la clave para que funciones es que "la persona que lo utiliza lo haga bien".

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo



Como consecuencia de sus apariciones en el 'Deluxe' durante tantos años, ha forjado amistad con muchos colaboradores del programa de Telecinco. Entre todos, mantiene una gran relación con Kiko Matamoros. Esto se debe a que han vivido juntos 15 polígrafos. "Me siento muy querida y respetada. Me dan mucha libertad para hacerlo", ha asegurado siempre Conchita, haciendo referencia al equipo del programa presentado por Jorge Javier Vázquez. "Me considero respetada por todos mis compañeros y Jorge Javier, que es un gran profesional, sabe dar valor a mi trabajo. Además otros compañeros, como Kiko Matamoros fuera de las cámaras de Sálvame es una persona cercana y afable", aseguraba en el mencionado medio.

Sin embargo, también ha tenido siempre muy buenas palabras sobre Belén Esteban: "Es la más sincera de Sálvame... Con ella, hubo dudas. Le hice un polígrafo cuando estaba intentando dejar la adicción y, luego, recayó. En aquel momento, era verdad que lo había dejado. Necesitaba el apoyo de la gente y quiso hacer un poli para demostrarlo. Al final, lo consiguió. Su evolución es admirable. Es simpatiquísima, buena gente y muy cercana".

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo



La intentaron sobornar

Dado el poder que tiene el polígrafo, ya que, en muchas ocasiones, ha cambiado drásticamente la vida de los que se han sometido a sus sesiones, le han intentado sobornar en varias ocasiones. "Si hablara de lo que sé de los famosos sería una indiscreción por mi parte. No tengo precio. Todo se irá a la tumba conmigo", contaba.

"Han querido comprarme. Saben que la verdad sale, pero no les dejo. ¡Ni hablar! Eso no se puede hacer", aseguraba la zaragozana. "Tuve un caso donde una mujer reconoció que las relaciones con un compañero mucho más joven le subían el ego. Ante la fiabilidad del Polígrafo, la mujer pretendió que mintiera sobre los resultados de la Prueba, a lo que me negué en rotundo", contaba en una entrevista para El Cierre Digital, siendo este un caso particular alejado de los focos.

Logró burlar al polígrafo

Conchita siempre ha asegurado que el polígrafo tiene una gran eficacia y que es muy difícil engañar a la maquina. No obstante, ha reconocido que ella lo logró: "El el curso de aprendizaje, fui la única que pude engañar al profesor... A mí no hay forma de engañarme al nivel que yo trabajo".

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo

Edad

Poco se sabía de Conchita, siendo su edad una de las grandes incógntas. Por este motivo, durante un polígrafo del 'Deluxe' en el que preguntaban a Canales Rivera si había mantenido una relación con una mujer de 70 años, Jorge Javier Vázquez no pudo evitar preguntar a su compañera por su edad: "¿Tú cuántos años tienes Conchita?"

"Casi", respondió ella, haciendo referencia a la mujer que se relacionaba con el torero. "¿Casi setenta?", insistía el presentador del programa muy sorprendido, lo que la poligrafista corroboró. "¿De verdad? Pues estás fenomenal, eh", opinaba Belén Rodríguez, muy sorprendida. "Soy de la misma quinta que Mila Ximénez", declaraba Conchita, dejando claro que nació en el año 1952, por lo que tiene 69 años.

La vida de Conchita Pérez fuera de Sálvame: sus antecedentes penales y el intento de soborno en el polígrafo



Vida sentimental

"A esta edad ya no estoy abierta al amor. Estoy muy cómoda sin dar explicaciones a nadie", contaba en unaa entrevista. "Soy soltera de vocación, no me veía casada. Veo muchas mujeres casadas y todo son problemas. Me envidian", agregaba, a pesar de las relaciones que mantuvo hace unos años que, aparentemente terminaron mal. "Alguna vez me siento sola, pero tengo sobrinos que están pendientes de mí. Vivo entre Madrid y Zaragoza y tengo una vida estupenda", confesaba Conchita.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar
Directo La azotea de media noche

La azotea de media noche

Con María Ruiz y Antonio Hueso

Ver TRECE