Sony WH-1000XM3, unos auriculares 'premium' que apuestan todo a la cancelación de ruido para los viajes

Europa Press

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:30

MADRID, 1 (EDIZIONES/Portaltic)

Con el ritmo de vida de hoy en día y el ajetreo del transporte colectivo, son pocos los momentos para relajarse con música en los que se puede disfrutar del silencio. Este es el --complicado-- objetivo que se marcan los auriculares de diadema e inalámbricos Sony WH-1000XM3.

Sony anunció en la pasada IFA 2018 este nuevo modelo de auriculares de diadema 'premium', que suponen la evolución de la versión WH-1000XM2 y que constituyen el buque insignia de la compañía japonesa en cuanto a auriculares inalámbricos de diadema.

Como principal novedad con respecto a su modelo predecesor, los WH-1000XM3 integran una renovada tecnología de cancelación de ruido que supone el principal atractivo de los auriculares. Para ello, incluyen el procesador Noise Cancelling HD QN1, que permite escuchar música con un nivel superior de cancelación de ruido.

La activación de la cancelación de ruido se lleva a cabo de una forma intuitiva, a través de un botón fácilmente accesible en el auricular izquierdo, junto al botón de inicio. El dispositivo dispone de tres posiciones: cancelación de ruido activada, sonido ambiente activado o ambas funciones desactivadas.

REDUCCIÓN DE PRESIÓN PARA VIAJES EN AVIÓN

El modo cancelación de ruido logra una incidencia especial con los ruidos del transporte público, como el metro o el autobús. También detecta y aisla de otros ruidos cotidianos como el tráfico y las voces de personas, aunque resulta menos efectivo con estas últimas.

Esto va en la línea de lo defendido por Sony, que asegura haber diseñado este dispositivo para los viajes en avión, e incluso ofrecen reducción de presión atmosférica y un cable de 1,5 metros para conectar al asiento en el vuelo.

El control de la cancelación de ruido permite ajustarse rápidamente a la situación con solo pulsar un botón para una variedad de casos en como, por ejemplo, cuando se camina por la calle y se quiere poner atención al tráfico por seguridad o simplemente estar atento al entorno. Manteniéndolo es posible realizar comandos de voz con el asistente inteligente del teléfono.

El dispositivo incluye control de sonido adaptativo que ajusta de forma automática el modo de cancelación de sonido a la situación y que detecta la actividad que está realizando el usuario, como viajar, pasear o esperar en una estación.

CONTROL TÁCTIL EN EL AURICULAR DERECHO

Otro de los controles incorporados de forma física en los auriculares es el control táctil, ubicado en el exterior del auricular derecho. Con él, resulta sencillo pausar una canción (doble clic), subir o bajar el volumen (arrastrar hacia arriba) o cambiar a la canción siguiente o anterior (arrastrar hacia los lados).

Como punto negativo, el control táctil puede activarse accidentalmente con demasiada facilidad, y dar sin querer al 'play' cuando se sujeta el dispositivo, por ejemplo, para quitárselo de los oídos. Algo positivo a destacar es que resulta de utilidad la posibilidad de bajar el volumen de la música al poner la mano sobre la carcasa para, por ejemplo, hablar con alguien.

El diseño circular en forma de bóveda y las dimensiones de los auriculares permiten una destacable calidad de sonido, con una frecuencia de 4 a 4.000 hercios, un aspecto que se mantiene idéntico a su predecesor.

Los auriculares incluyen en el 'pack' un cable de carga mediante el puerto USB-C, pero se echa en falta también un enchufe para conectarlo a la corriente, y no estar obligado a hacerlo mediante el puerto USB de otro 'gadget'. También se agradecería un cable más largo (no alcanza los diez centímetros).

El dispositivo presenta una conectividad práctica y sencilla a través de Bluetooth, con la que mantiene la calidad de la música reproducida de forma convincente. Su único 'pero' en este aspecto es la necesidad de instalar la aplicación nativa de Sony para conectarlo al 'smartphone', un paso obligatorio, aunque esta 'app' también es útil para personalizar la ecualización de sonido.

30 HORAS DE BATERÍA Y CARGA RÁPIDA

Entre el resto de características técnicas, cabe destacar la alta capacidad de la batería, que ofrece una autonomía de hasta 30 horas de reproducción de música, suficiente incluso para viajes largos, y que además cuenta con carga rápida, que con diez minutos concede cinco horas de uso más.

Los materiales utilizados en el diseño de WH-1000XM3, tanto en la diadema plástica como en las almohadillas de forma circular, refuerzan con su calidad la comodidad en el uso. Además, resulta sencillo extender la diadema y plegar los auriculares para almacenarlos en la funda con la que se venden.

Aunque su diseño evita el sudor, los auriculares de Sony son más indicados para el invierno, debido a que tienden a aumentar la temperatura de las orejas. Además, la versión actual incluye una ligera reducción de peso con respecto a su predecesor, pesando 250 gramos, 20 gramos menos.

Con su menor peso y la cancelación de ruido mejorada, WH-1000XM3 potencia las características 'premium' de la gama alta de auriculares inalámbricos de Sony, manteniendo igual su precio (380 euros) con respecto al modelo anterior. Con ello, logra acercar el silencio al usuario en los viajes donde más se necesita.

Lo más