Samsung convierte su lápiz óptico en una 'varita mágica' con el control con gestos de su nuevo Galaxy Note 10

Samsung convierte su lápiz óptico en una varita mágica con el control con gestos de su nuevo Galaxy Note 10

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 22:43

MADRID, 7 (Portaltic/EP)

Samsung no falla a su cita anual de agosto con la familia Galaxy Note y ha presentado este miércoles en Nueva York a los nuevos miembros del clan: el Galaxy Note 10 Plus, que llega al mercado con una enorme pantalla de 6,8 pulgadas y su característico lápiz óptico ('S-Pen'), y su hermano menor, el Galaxy Note 10. Este último modelo hace uso de una configuración de 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento, mientras que el terminal 'premium' alcanzará los 12 GB de RAM y 512 GB de memoria en su versión más potente.

De esta forma, la compañía surcoreana apuesta por primera vez por una versión más manejable de su Note (de 6,3 pulgadas), pero sin dejar de lado los pilares que han sostenido a esta familia: la productividad y la creatividad. Por ello, el 'S-Pen' sigue siendo el elemento diferencial y Samsung ha trabajado para darle aún más protagonismo, dotándole de un control por gestos gracias a su nuevo sensor de seis ejes.

Así, el usuario puede llevar a cabo funciones en varias aplicaciones sin tocar la pantalla con el lápiz. Este nuevo sistema permite hacer zoom y fotografías a distancia mediante conectividad Bluetooth, así como pasar diapositivas, pausar vídeos de YouTube o subir el volumen. El 'S-Pen', con hasta 10 horas de batería, aumenta sus funciones inteligentes y hace las veces de varita mágica con estas nuevas 'Air actions'.

En un evento celebrado en Nueva York, la compañía coreana ha insistido en la versatilidad de su lápiz óptico, que ofrece 4.096 niveles de presión y una punta de 0,7 mm de grosor para mejorar la eficiencia de esta herramienta, que permite elaborar notas cada vez más complejas, incluyendo textos, ilustraciones o anotaciones a pie de página sobre cualquier documento gracias al nuevo zoom (300%), entre otras opciones.

Los textos escritos a mano sobre la pantalla del móvil se convierten de una forma sencilla a Word (u otras plataformas) para compartirlo o seguir trabajando sobre ellos en el propio móvil o en el ordenador. La herramienta de conversión de texto está habilitada para 62 idiomas -los mismos que soporta el teclado de Samsung- y mantiene los colores que se habían elegido previamente para escribir a mano sobre la pantalla con el 'S-Pen'.

PANTALLA Y CÁMARA A LA ALTURA

Una buena pantalla y una cámara de última generación no pueden faltar en uno de los grandes lanzamientos del año de Samsung. Así, el Galaxy Note 10 cuenta con una pantalla Dynamic AMOLED de 6,3 pulgadas -con resolución de 2.280 x 1.080 píxeles-, mientras que la versión 'Plus' crece hasta las 6,8 pulgadas (3.400 x 1.440 píxeles), alcanzando una ratio de pantalla superior al 90 por ciento. Ambos terminales presentarán un diseño de pantalla Infinity O.

Además, en las dos versiones la compañía coreana ha optado por reducir la lente delantera para aprovechar mejor la pantalla. La cámara 'selfie' (de 10 megapíxeles y una apertura focal F/2.2) se sitúa en el centro, ofreciendo un diseño más simétrico del frontal del terminal. Samsung también ha decidido -a nivel de diseño- mover todos los botones al lateral izquierdo del 'smartphone' y elevar la posición del lector de huellas para hacer el gesto "más natural".

Los dispositivos cuentan con una triple cámara trasera, con una lente principal de 16 MP (F/2.2), un gran angular de 12 MP y un teleobjetivo de 12 MP, logrando una apertura focal que va de los 45 a los 123 grados y permitiendo grabar vídeo en 4K. El Galaxy Note 10 Plus incorpora además un sensor TOF VGA, que permite una completa lectura de profundidad basada en haces de luz infrarroja.

En lo que respecta al software, Samsung quiere dar más herramientas a los usuarios para potenciar su creatividad. De esta forma, incorpora un enfoque dinámico en ambas cámaras; un sistema de tres micrófonos que permite aumentar el volumen de un vídeo cuando se hace zoom sobre una zona; un modo 'Super Steady', que mejora la estabilidad en un 66 por ciento respecto a modelos anteriores; y la posibilidad de jugar con la realidad aumentada gracias a su función 'AR Doodle'.

EL 'GAMING' COBRA PROTAGONISMO

El Galaxy Note 10 y su versión 'Plus' llegan con un potente procesador Exynos 9825 de ocho núcleos, lo que les convierte en una herramienta perfecta para entrar en el mundo 'Gaming'. Para ello, Samsung ha prestado especial atención a su sistema de refrigeración y ha desarrollado un sistema de control que detecta los tipos de juegos para adaptarse a las necesidades gráficas, ajustar el consumo de batería y controlar la temperatura del terminal.

En este punto, Samsung ha alcanzado un acuerdo de colaboración con Steam, la plataforma de distribución digital de videojuegos desarrollada por Valve Corporation, de forma que sus usuarios puedan jugar en 'streaming' desde el móvil. En cualquier caso, faltan muchos detalles y no está claro cuándo llegará este servicio -bautizado como 'Play Galaxy Link'- a España.

Para explotar todas las opciones de la familia Galaxy Note es fundamental la batería. Así, el Galaxy Note 10 incorpora una batería de 3.500 mAh, con la que la compañía garantiza un día de uso sin necesidad de carga, mientras que el modelo superior llega a los 4.300 mAh, a lo que se añade un sistema de carga rápida de 45 vatios (25 vatios en el caso de la versión básica).

Los nuevos terminales -que carecen de puerto jack de 3,5 mm- están certificados con el estándar IP68, de resistencia al agua y al polvo, y llegarán al mercado con el sistema operativo Android 9 Pie. El Galaxy Note 10 cuenta con 8 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento, mientras que el Note 10 Plus, de 12 GB de RAM, tendrá versiones de 256 y 512 GB de almacenamiento (ampliables a 1 TB mediante tarjeta microSD).

Lo más