Boletín

INNOVACIÓN EDUCATIVA

Experta defiende futuras titulaciones tecnológicas con formación humanística

La presidenta de la Asociación Española de Inteligencia Artificial (AEPIA), Amparo Alonso Betanzos, ha dicho a Efe que prevé que en el futuro se requerirán titulaciones tecnológicas con formación humanística y titulados de un perfil más "de letras" con competencias en creatividad.,Alonso Betanzos ha pronunciado este jueves la conferencia inaugural del VII Congreso Internacional de Tecnologías Emergentes y Sociedad (CITES) de la Universidad Internacional de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:41

Rebeca Palacios

La presidenta de la Asociación Española de Inteligencia Artificial (AEPIA), Amparo Alonso Betanzos, ha dicho a Efe que prevé que en el futuro se requerirán titulaciones tecnológicas con formación humanística y titulados de un perfil más "de letras" con competencias en creatividad.

Alonso Betanzos ha pronunciado este jueves la conferencia inaugural del VII Congreso Internacional de Tecnologías Emergentes y Sociedad (CITES) de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), que reúne en Logroño a 350 docentes e investigadores de España, Francia e Italia.

Ha explicado que, aunque algunos empleos se vayan a perder en los próximos años, también aparecerán otros nuevos y ha estimado que el 65 por ciento de los futuros puestos laborales de los alumnos actuales de Educación Primaria "aún no tienen nombre".

Para ello, ha vaticinado que se requerirán titulaciones tecnológicas, como científicos, ingenieros de datos o expertos en telecomunicaciones, que deberán tener también algún tipo de formación humanística para "favorecer la creatividad, la imaginación y la inteligencia emocional".

Además, las profesiones del futuro necesitarán titulados de un perfil más humanístico o "de letras", que tendrán que adquirir competencias de inteligencia artificial, ha agregado.

Ha asegurado que los algoritmos inteligentes facilitarán muchas tareas en el ámbito educativo, como por ejemplo, la corrección de exámenes, pero también permitirán "acercarse más al alumno y lograr una enseñanza más personalizada".

Con las herramientas adecuadas, ha dicho que los docentes podrán conocer cómo aprende mejor un estudiante, qué cuestiones es necesario reforzar y cómo, entre otros aspectos, lo que permite "ofrecer una enseñanza de más calidad".

Esta catedrática de Computación de la Universidad da Coruña ha indicado que ya se ha instaurado "un escenario de trabajo colaborativo hombre-máquina", de modo que los robots físicos y los algoritmos se encargan de las tareas "más tediosas".

Este escenario de colaboración, que aumentará en los próximos años, también encarga a los robots físicos y algoritmos funciones, como analizar datos y patrones, para proporcionar información que después utilizarán los humanos, con el fin de tomar "mejores decisiones y en menos tiempo".

En este sentido, ha augurado que se producirá "una transición" en el ámbito laboral, que ya se ha producido en muchas profesiones, como la medicina, donde el diagnóstico está basado en pruebas informadas realizadas con medios tecnológicos.

"No hay una revolución sin un coste, es indudable que algunos tipos de empleos se van a perder, algo que ya ha comenzado", según Alonso Betanzos, para quien estos problemas serán "cada vez más comunes" en aquellos entornos laborales en los que no es tan necesaria la creatividad humana.

Para ella, la inteligencia artificial está ya presente en la vida diaria, principalmente a través de las aplicaciones del móvil. EFE.

rpi/alg/car

Lo más