Emma Kelsen, ¿la nueva Corín Tellado de la novela romántica?

Europa Press

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 18:37

MADRID, 10 (CHANCE)

Entre todos los libros existe un género que está en auge, la novela romántica. Emma Kelsen viene a cubrir ese espacio que siempre ha cubierto Corín Tellado. Gaditana y afincada en la cuna de Cervantes, Alcalá de Henares, la joven se ha convertido en un gran éxito no solo entre las mujeres sino sobre todo en la gente joven con su libro una vez en un sueño.

Abogada, siempre tuvo la afición de escribir y por ello, para separar su profesión de la abogacía decidía escribir bajo el pseudónimo de Emma Kelsen. ¿Y por qué Emma Kelsen? "Pues porque me gustó mucho la obra de Emma, y Emma era un nombre que me gustaba mucho y por eso se lo puse a mi hija y Kelsen porque me resultaba un gran cóctel molotov", explica la autora.

Fue al ser madre cuando vio la necesidad y el momento, de poner sobre el papel una historia que se ha convertido en un éxito de ventas en Amazon desde el mes mayo cuando se editaba.

En el top 100 de juvenil, de género romántico para adultos le ha sorprendido el gran éxito entre los más jóvenes, ya que han sido los adolescentes lo más valorado.

Con ella hemos querido hablar de en qué momento se encuentra la novela romántica y que es lo que persigue la gente para emocionarse con esas historias románticas que parecían reservadas solo para el público adolescente o en las comedias románticas de la gran y pequeña pantalla.

Kelsen, que ha publicado su libro con un editorial pequeñita, Tempus Fuji -creada básicamente por mujeres que también son escritoras- ha podido comprobar que la mayoría de los lectores son mujeres, a pesar de que vaya dirigida a todos los públicos.

Para Emma Kelsen, nombre artístico, cree que el género romántico no está para nada perdido, sino que incluso estaría en auge. Para ella también fue muy favorable descubrir la respuesta del público: "Cada vez hay más personas que leen más novela romántica y cada vez hay más autoras. A mi me ha sorprendido gratamente el ver que hay mucho, que se ofrece mucho, que hay mucho público y muchos lectores".

La autora ve en esta respuesta del lector algo muy bueno porque "no es decir que se pierde porque hay un mar inmenso y ¡qué vamos a hacer con tanto autor! porque cuando un autor gusta genera a su vez un público que es fiel y sigue a ese autor".

Al igual que la poesía, la novela romántica, ha cautivado a los adolescentes y millenial. Ya os contábamos hace tiempo que la poesía había irrumpido dentro de la escena juvenil con gran fuerza y que eran muchos los autores que escribían y que se reunían en bares y locales para contactar con otros literatos -muy al modo de la generación del 98 y del 27- donde recitan sus versos. Además, de llegar por las nuevas tecnologías como las redes sociales donde muchos autores suben y comparten sus versos y su capacidad de creación con los followers.

La autora de Una vez en un sueño ha explicado lo difícil que es hacerse un hueco y cmo se sintió al principio de esta aventura: "Los comienzos como todo es difícil y al principio se sintió perdida y le parecía imposible que su libro fuera a llegar a los escaparates de La casa del libro".

Emma es la protagonista del libro pero son tres amigas las verdaderas estrellas de esta historia de éxito donce las tres tienen un carácter muy distinto: "Una es chisposa, la otra es completamente lo contrario, es muy seria y muy comedida, otra es moderada".

Su protagonista tiene 30 años que es cuando comienza la trama de la historia, una edad intermedia entre los jóvenes y los que buscan ya lo que quieren: "Parece que los 30 es un punto en el que buscas definirte.

Kelsen relata que es una historia entre la realidad y la ficción. Y es que Emma tiene mucho de la autora al igual que las otras dos protagonistas que la acompañan: "Hay muchos sucesos que sí que son de la vida de Emma aunque no son al cien por cien. Sobre todo las partes cómicas", algo que la autora confiesa es lo que más le cuesta y por eso necesitan una base real.

De hecho, son las anécdotas más divertidas son las que la gente más cercana reconoce en ese momento: "Me gusta meter ese puntito pero me cuesta. Yo soy muy de familia, al final metes algo de vivencia para apoyarte en ella, pues... de esa manera te ríes", nos explica la autora de éxito.

¿EN QUÉ HA CAMBIADO LA NOVELA ROMÁNTICA DESDE CORÍN TELLADO?

Sorprendente que la novela romántica surja con más fuera que nunca en una era de las redes sociales y de los influencers, Emma Kelsen asegura que hay una gran interactuación por parte del público: "Hay mucha variedad para todos los públicos, pero siempre hay temáticas que se reiteran porque la gente lo pide. La gente demanda mucho los Highlands de Escocia. Todo lo que tenga que ver con Escocia a los lectores y las lectoras le debe apasionar. Y, por eso, hay muchas novelas que se inspiran en Escocia".

A pesar de que tiene un gran público joven y millennial muy modernos y más abiertos reconoce que ella no se mueve por las tendencias sino por su estilo que es la clave con la que ha conquistado al público: "Mi narrativa quizá es más de antes, y en esta novela se busca hablar de la búsqueda del amor verdadero llevado al día de hoy. La conclusión al final es que aunque son muy distintas porque una es muy moderna, la otra tiene otro carácter,... al final en sus tres personajes se ve esa actualidad, porque todas buscan encontrar esa idea, ese modelo, ese amor idílico aunque para cada una es distinto".

LA BASE DE LA NOVELA ROMÁNTICA SIGUE SIENDO LA BÚSQUEDA DEL AMOR VERDADERO, PERO NO EL DE LOS PRÍNCIPES DE ANTES

La base de la novela romántica sigue siendo la búsqueda del amor verdadero pero ya no tiene que ver con los príncipes de las películas de hace algunos años: "Ya no es el príncipe que se soñaba de niñas sino el encontrar el amor verdadero. Ese amor que te hace sentir cómodo, de esa complicidad, y en ese sentido aunque los tiempos cambian tampoco hemos variado tanto".

El éxito de su novela cree que se debe a los diferentes caracteres de sus personajes, de las amigas de Emma que la complementan: "Las dos tienen una base. Sandra es una mezcla de una amiga alocada y chisposa que tuve en la facultad y de un familiar que es más extrovertido, necesitaba una mezcla explosiva, más de locura y la combinación era perfecta. De hecho es un personaje que ha llamado mucho la atención y ha gustado mucho, a pesar de que Emma sea la protagonista", explica.

"Y Raquel es lo comedido, la que consigue poner la calma entre Emma que es muy calculadora y Raquel tan alocada, que es pura pasión. Y por eso están equilibradas entre las tres y quizá ese es la clave de por qué está gustando tanto", reflexiona la escritora.

Su próximo libro va a la novela história. Es una historia real ue le toca de cerca y está centrada en la guerra civil, y es vista tras los ojos de una niña.

La tercer novela es romántica y ahí está dandole vuelta a una segunda parte de EMma porque parece que se ha quedad ocorta y ha gustado.

Puntos claves, tiene mucho de todo, y que hace que sea accesible que llegue a muchos públicos distintos y al público juvenil. Hay misterio, hay aventura, hay amistad, hay romance, diversión, se juntan muchas cosas y ese coctel es lo que hace que sea divertidos para unos, romántica más tipo de un cuento de hadas para otros y que no sea lo típico del final de esas historias en el que llega el final de vivieron juntos y comieron perdices.

hay mucha dinámica, aarece intriga y no sabes los que va a pasar y te hace vivir ese misterio con ellas y es accesible a

Lo más