INVESTIGACIÓN BIOMEDICINA

Descubren que falta de una proteína mitocondrial genera inflamación severa

Científicos del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) han hallado que la falta de una proteína mitocondrial genera inflamación severa, lo que abre la vía a considerar que ello puede ser el origen de un grupo de enfermedades que causan inflamación muscular crónica y de las que se desconoce su origen.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:44

Científicos del Instituto de Investigación Biomédica (IRB) han hallado que la falta de una proteína mitocondrial genera inflamación severa, lo que abre la vía a considerar que ello puede ser el origen de un grupo de enfermedades que causan inflamación muscular crónica y de las que se desconoce su origen.

La investigación, que publica hoy la revista "EMBO Journal", ha sido liderada por el catedrático de la Universidad de Barcelona e investigador del IRB y del CIBERDEM Antonio Zorzano, quien ha explicado que la relación entre mitocondrias y inflamación hasta ahora es "todavía oscura".

De las pocas cosas que se saben es que la acumulación de mitocondrias defectuosas que deberían haberse eliminado puede conducir a inflamación.

Ahora, este estudio ha demostrado que eliminar una única proteína mitocondrial en un músculo de ratón genera un proceso inflamatorio severo en todo el organismo causando la muerte prematura del animal.

Según Zorzano, la proteína en cuestión es la Opa1, proteína de fusión mitocondrial, que tiene como función fusionar las membranas internas de las mitocondrias.

Mitocondrias hay en todas las células y tejidos (a excepción de los glóbulos blancos) pero son especialmente abundantes en músculos e hígado, y su principal función es convertir el alimento en energía.

Las mitocondrias son muy dinámicas, se juntan y separan, se expanden y encogen constantemente, y a estos procesos se les conoce como dinámica mitocondrial, que es una de las líneas de investigación en el laboratorio de Enfermedades Metabólicas Complejas y Mitocondrias de Antonio Zorzano.

Para estudiar las funciones de la Opa1, los científicos generaron un ratón carente de ella sólo en el músculo esquelético y "la sorpresa fue ver que eran muy pequeños y se morían a los pocos meses", ha dicho Zorzano.

La investigación ha descrito el fenotipo animal y explica que la eliminación de Opa1 únicamente en la fibra muscular del músculo esquelético, acaba generando un proceso inflamatorio agudo que se transfiere de la fibra muscular a todo el organismo.

La respuesta inflamatoria paraliza el crecimiento y tiene un impacto en la longevidad del animal.

Lo más