PREMIO CIENCIAS (Previsión)

Daniel López y Ruben Martín, premios Biomedicina y Ciencia de Banco Sabadell

El bioquímico Daniel López Serrano ha obtenido hoy el XIII Premio Investigación Biomédica por sus trabajos sobre la resistencia bacteriana a los antibióticos, mientras que el también bioquímico Rubén Martín ha recibido el II Premio a las Ciencias y la Ingeniería por sus investigaciones sobre catálisis.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:30

El bioquímico Daniel López Serrano ha obtenido hoy el XIII Premio Investigación Biomédica por sus trabajos sobre la resistencia bacteriana a los antibióticos, mientras que el también bioquímico Rubén Martín ha recibido el II Premio a las Ciencias y la Ingeniería por sus investigaciones sobre catálisis.

La Fundación Banco Sabadell ha dado a conocer hoy en un acto en Barcelona el fallo de sus premios, dotados cada uno de ellos con 50.000 euros y considerados uno de los galardones científicos más importantes de los concedidos en España.

Según el veredicto del jurado, López Serrano (Murcia, 1977), doctor en Bioquímica por la Universidad de Murcia, ha sido premiado "por su innovadora contribución en el campo de la resistencia bacteriana a los antibióticos, tema de inmensa relevancia biomédica y sanitaria a nivel mundial".

El profesor Rubén Martín, doctor en Bioquímica por la Universidad de Barcelona, ha recibido el galardón "por su visión innovadora y creativa de la catálisis química y sus respuestas a las necesidades y demandas de la sociedad dentro de un contexto de desarrollo sostenible".

Ambos premios tienen como objetivo reconocer la trayectoria de jóvenes investigadores y su entrega tendrá lugar el próximo 18 de julio en Sant Cugat del Vallés (Barcelona).

López Serrano, que ha descubierto una molécula que debilita a las bacterias y las hace más vulnerables a la penicilina, ha explicado que "el 35 % de pacientes hospitalizados se infectan por bacterias resistentes a antibióticos de los que un 20 % mueren por la infección".

"De hecho, -ha remarcado- en España supone unas 35.000 muertes al año, 30 veces más que por accidentes de tráfico".

Por ello, su laboratorio en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) estudia la bacteria patógena Staphylococcus aureus, que se ha hecho resistente a una gran gama de antibióticos y ha colonizado los hospitales de todo el mundo, donde genera infecciones muy difíciles de tratar en pacientes hospitalizados por otro motivo.

El investigador murciano ha señalado que la resistencia de las bacterias no puede detenerse "porque forma parte de la vida y la evolución, es la supervivencia de todos los seres vivos", aunque si frenarla si no se hiciera un uso de los antibióticos tan descontrolado, sobre todo en la ganadería.

En declaraciones a Efe, López Serrano ha lamentado que las farmacéuticas no inviertan más en investigar sobre nuevos antibióticos, en parte porque son medicamentos de un sólo uso -cuando curan ya no se toman más- y porque son relativamente baratos.

Sin embargo, se ha mostrado optimista porque la Agencia del Medicamento de Estados Unidos ya está evaluando varias moléculas nuevas "con resultados esperanzadores".

Por su parte, el profesor Rubén Martín, que trabaja en el Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ) de Tarragona, ha sido galardonado por sus avances en la conversión del dióxido de carbono en ácidos grasos, que son los que se usan en cosmética y agroalimentación, por ejemplo.

"La investigación de Martín no produce CO2, sino que se lo come", ha bromeado el presidente del jurado y del Barcelona Institute Of Science and Technology (BIST) y ex conseller, Andreu Mas-Colell.

Martín, que ha revelado que él iba para futbolista y jugó hasta los 15 años en las categorías inferiores del FC Barcelona, ha publicado más de 50 'papers' en revistas científicas, entre ellas en "Nature".

Su principal línea de investigación es un catalizador con base de níquel que convierte el CO2 en ácidos grasos, una patente que ya ha atraído a varios inversores, aunque el bioquímico catalán está pensando en desarrollar una "start-up" propia para lanzar al mercado su descubrimiento.

El jurado ha destacado que el descubrimiento del equipo de Martín "tiene una gran relevancia dado que los ácidos grasos son de vital importancia en industria química, textil, cosmética y agroalimentaria", con un valor de mercado que alcanzará los 20.000 millones de dólares en 2023.

Lo más