Berners-Lee impulsa un contrato para que ciudadanos, empresas y gobiernos protejan Internet como bien público

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:33

MADRID, 6 (Portaltic/EP)

El inventor de la World Wide Web (WWW), Tim Berners-Lee, ha iniciado la campaña Contrato para la Web ('Contract for the Web'), con la cual pretende que gobiernos, empresas y ciudadanos trabajen de forma conjunta para aumentar el acceso justo y asequible a Internet, así como proteger la apertura de la Web para todos como bien público y derecho básico.

Berners-Lee ha presentado este lunes el proyecto Contrato para la Web durante la conferencia internacional de tecnología Web Summit Conference, que tiene lugar en Lisboa (Portugal) entre el 5 y el 8 de noviembre, según recoge Reuters.

El creador de la WWW ha afirmado en su intervención que el optimismo sobre Internet se ha dañado por los abusos de datos personales por parte de empresas, los discursos de odio en la Red, la manipulación política y la centralización del poder en un pequeño grupo de grandes empresas.

RESPONSABILIDAD DE EMPRESAS, GOBIERNOS Y CIUDADANOS

Con esta iniciativa, Berners-Lee busca reconstruir la confianza en Internet y aumentar el acceso en unos términos justos y asequibles para todos a través de la colaboración entre empresas, ciudadanos y gobiernos. Por ello, la lista de principios recogidos en el contrato, el cual fue publicado por la asociación dedicada a la mejora de Internet, World Wide Web Foundation, se centra en compromisos destinados a todos los actores para que trabajen de forma conjunta.

El contrato recoge que los gobiernos deben garantizar que todos puedan conectarse a Internet, mantenerlo disponible durante todo el tiempo y respetar el derecho fundamental de las personas a la privacidad.

Por otro lado, las empresas deben hacer que Internet sea accesible y asequible para todos, respetar la privacidad y los datos fundamentales de los consumidores, y desarrollar tecnologías que "apoyen lo mejor de la humanidad y desafíen lo peor" para que la web sea "un bien público que ponga a las personas en primer lugar".

Finalmente, los compromisos dirigidos a los ciudadanos resaltan que estos deben ser creadores y colaboradores en la Web para que esta tenga "contenido rico y relevante para todos", deben construir comunidades que respeten el "discurso civil y la dignidad humana", y luchar por que la Web permanezca abierta y sea un recurso público global.

Durante la conferencia, Berners-Lee ha resaltado que es necesario un nuevo contrato para la Web "con responsabilidades claras y fuertes para aquellos que tienen el poder de hacerla mejor". En este sentido, respondió en una entrevista previa a la presentación que "algunos aspectos políticos como la neutralidad de la Red tienen que involucrar a los gobiernos, otros aspectos claramente involucran a las compañías".

En este sentido, ha puesto como ejemplo a proveedores de servicios de Internet, que se deben comprometer a "distribuir un Internet neutral", o a empresas de redes sociales, que tienen que "permitir que las personas controlen sus datos".

Según recoge Reuters, los principios fundamentales del contrato ya han sido firmados por más de cincuenta organizaciones, entre las que se incluyen el Gobierno francés, la organización Internet Sans Frontieres y compañías como Google y Facebook.

Berners-Lee ha señalado que los términos finales del contrato se acordarán en los próximos meses, con la idea de finalizarlo en mayo del año que viene, momento en el cual se estima que más de la mitad de la población mundial estará en línea por primera vez.

Lo más