COPE

Vuelven los macrofestivales de verano

El parón del año pasado dejó a los miles de aficionados con las ganas. En pérdidas de facturación por el coronavirus, se calculan 8.000 millones de euros

Antes de la pandemia, los veinticinco festivales más grandes del país reunían a casi tres millones de personas

Audio

Belén S. Bermúdez

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22 jul 2021

A pesar de que eventos de música masivos internacionales han pospuesto sus fechas por el coronavirus, algunos otros sí conservan sus carteles para este verano. La pandemia ha obligado a reformular el concepto de festival. Alrededor de 140 festivales de indie, rock y electrónica se celebrarán durante los meses de verano en territorio español. Todos ellos ultiman medidas COVID-19 tras admitir el consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, el error de autorizar festivales en Cataluña debido al repunte de contagios.

Sonorama Ribera es pionero de los megafestivales en España. La edición de 2020 se pospuso a este año, que reducirá su aforo al 4,5% del de 2019. 5.000 entradas se han vendido en Aranda de Duero para celebrar en tres días -12, 13 y 14 de agosto- el Sonorama Ribera 2020 y 2021. Las cabezas de cartel de esta edición esperada son Amaral, Anni B Sweet, Arde Bogotá, Cala Vento, Comandante Twin y Delaporte. Pero no se quedan atrás otros como El Kanka o Ginebras.

En torno al festival se generan cada año 1.200 puestos de trabajo. Se esperan con ilusión la llegada de esas 5.000 personas a la localidad burgalesa. “No va a ser ni la sombra de lo que era Sonorama hace tres años, pero va a ser un alivio económico que nos hace muchísima falta”, reconoce Javier, hostelero de la zona. Sonorama es un festival con un presupuesto de tres millones y medio de euros solo en desarrollo estructural, más allá de las contrataciones. El hecho de que no se pudiera celebrar por la pandemia el verano pasado, supuso unas pérdidas de 400.000 euros, “inasumibles para nosotros dos años seguidos”, manifiesta a COPE Javier Ajenjo, director del festival.

Durante el verano pasado se celebraron conciertos aislados que pudieron mantener a flote la economía del festival, pero este año han decidido llevarlo a cabo ciñéndose a una fase 1 de pandemia. Las medidas son: 5.000 personas de pie a una distancia de 2,5 metros y divididas en sectores de 1.000 personas. Cada sector tiene zona de restauración, descanso, baños, accesos... La trazabilidad y el seguimiento de cada persona será continua. Pero no se realizarán test de antígenos. Tampoco se hicieron en Observatorio, festival de reggae que se celebró el 25 y 26 de junio en el paraje natural de El Bierzo. “Nos preocupaba mucho que el festival se hace en Balboa, un pueblo con una población de edad muy avanzada”, confiesa Javier Bornstein, codirector y corresponsable de booking en Observatorio Festival.

Observatorio este año se ha reconceptualizado y se ha llamado “Observatorio XS”. Esta es su tercera edición y han querido continuar con la buena trayectoria de un proyecto pequeño. “Después de un año de pandemia, cambias el chip y ya te adaptas y haces lo que haya que hacer”, explica Bornstein a COPE. La industria de la música factura más del 1% del PIB del país y la España vaciada donde se celebran los festivales demanda el impacto mediático y económico que traen el arte y la cultura de estos eventos musicales masivos.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo