COPE

CORONAVIRUS PANDEMIA

No ven odio en el hombre que dijo ir a Torrevieja a expandir la covid-19

Un juzgado ha archivado las actuaciones contra un hombre madrileño de 62 años detenido a comienzos de abril, en pleno estado de alarma, por grabarse un vídeo viral en las redes sociales donde aseguraba que tenía la covid-19 y que se había saltado las restricciones de movilidad para contagiar en Torrevieja (Alicante).,Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) han informado a Efe de que el archivo por parte del Juzgado de Instrucción núme

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:54

Un juzgado ha archivado las actuaciones contra un hombre madrileño de 62 años detenido a comienzos de abril, en pleno estado de alarma, por grabarse un vídeo viral en las redes sociales donde aseguraba que tenía la covid-19 y que se había saltado las restricciones de movilidad para contagiar en Torrevieja (Alicante).

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) han informado a Efe de que el archivo por parte del Juzgado de Instrucción número 1 de Torrevieja se produce después de que la fiscalía presentara un informe en el que no aprecia un supuesto delito de odio en ese vídeo, que fue colgado en YouTube los primeros días de abril.

En esas imágenes, el arrestado sostenía que él, entre "cuatro mil madrileños", se acababa de trasladar desde Madrid a Torrevieja para expandir el virus.

La grabación dura 40 segundos y el hombre aparece con una visera y unas gafas de sol de espejo, sentado en un sofá y repitiendo insultos a los vecinos de Torrevieja, aunque cuando posteriormente fue detenido por la Guardia Civil cambió radicalmente de actitud tratando de excusarse con el argumento de que era una broma y de que estaba arrepentido.

Pese a esto último, el 15 de abril el magistrado-juez del Juzgado número 1 de la localidad, Miguel Ángel González, decretó su "destierro cautelar" de la ciudad.

Lo hizo en un auto en el que aclaró que no acordó ese día su prisión provisional por unos hechos que veía de "gravedad" en el contexto del estado de alarma porque el fiscal no lo pidió, pese a que él entendía que había riesgo de fuga y posibilidad de reiterar su conducta dada la accesibilidad a las redes sociales.

Ese 15 de abril, el magistrado sustituyó la medida cautelar de la prisión provisional "por la prohibición de residir o acudir al municipio de Torrevieja mientras dure la tramitación del procedimiento", al tiempo que le retiró el pasaporte y le prohibió viajar fuera de España durante el mismo periodo, todo por un delito de odio.

Esas medidas se justificaron en que las expresiones proferidas en el vídeo viralizado incitaban "claramente al odio hacia la población de Torrevieja, al desearles en reiteradas ocasiones que 'se jodan' o que 'le den por culo'".

Además, el investigado deseó explícitamente "que se produzca un contagio masivo de la enfermedad" afirmando, según en el auto judicial de abril, que "vino de Madrid (uno de los principales focos de contagio) en compañía de otras 4.000 personas".

En el vídeo también añadía que había "arrasado con las estanterías" de un supermercado "cercano a la estación de autobuses", un comentario que el magistrado constató que había generado en Torrevieja "suficiente alteración" y decenas de llamadas de ciudadanos al cuartel local de la Guardia Civil.

Para el magistrado, la actuación del detenido denotó su "absoluto desprecio no solo hacia la población de Torrevieja en sí, sino a las personas enfermas de la covid-19 (coronavirus) o familiares" e, incluso, a los fallecidos y sus allegados. EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo