COPE

CORONAVIRUS RESIDENCIAS (Crónica)

La vacuna da alas a los mayores de las residencias de Madrid

Desde este martes, los mayores que viven en las residencias de Madrid y que ya están inmunizados contra la covid-19 han podido recuperar parte de la libertad que tenían antes de la pandemia: salir a la calle sin más limitaciones que las del resto de ciudadanos.,"Yo me he ido a (la calle) Serrano, a la misa de los jesuitas. Mis hijos han venido a buscarme, y me he echado a andar (...) Estoy demasiado contenta", comenta Mari Pepa, que viven en la residencia de m

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 24 feb 2021

Marta Moreno

Desde este martes, los mayores que viven en las residencias de Madrid y que ya están inmunizados contra la covid-19 han podido recuperar parte de la libertad que tenían antes de la pandemia: salir a la calle sin más limitaciones que las del resto de ciudadanos.

"Yo me he ido a (la calle) Serrano, a la misa de los jesuitas. Mis hijos han venido a buscarme, y me he echado a andar (...) Estoy demasiado contenta", comenta Mari Pepa, que viven en la residencia de mayores Orpea Madrid Loreto, en la calle Reina Victoria, con más de un 80 % de sus residentes inmunizados.

Mari Pepa está inmunizada contra la covid, por lo que, según el nuevo protocolo de visitas de la Comunidad de Madrid, desde hoy ya puede salir a la calle con su familia, tomarse un café o dar una vuelta sin los horarios y restricciones con las que convivía hasta ahora, después de un año "muy duro".

Comenta, emocionada, que, aunque antes de que llegara la pandemia tampoco salía mucho, es más "la sensación de que no puedes salir", por lo que mañana, después de tres años sin pisar un teatro, irá junto con más residentes a ver una obra.

Esta nueva norma también permite que los residentes que no estén inmunizados puedan salir tres veces a la semana y, como máximo, una hora por los alrededores del centro, así como recibir visitas tres días a la semana de una hora de duración por parte de un familiar.

"Hay algunos, como Pepita, que ya tenían ganas de salir y, a la mínima, aprovechan porque es a lo que estaban acostumbrados (antes de la pandemia)", comenta a Efe la terapeuta ocupacional del centro, Inmaculada Martín, que sonríe al ver la cara de entusiasmo de la residente Mari Pepa.

Asegura que para ellos supone "la libertad de ya no tener que estar en un horario tan fijo y restringido", pero advierte de que, aunque en el centro están contentas con el nuevo protocolo, hay que seguir tomando las medidas de precaución, seguir insistiendo en el uso de mascarillas, evitar el contacto y tratar de ir a lugares más ventilados.

Con respecto a la vacunación, Martín comenta que hoy hace justo tres semanas que se completó en esta residencia, lo que es "un respiro", porque el 8 de marzo hace un año desde que se cerraron las puertas para los residentes, que lo han pasado "muy mal", y aunque llevan meses "tranquilos" aún se recuerda cómo llegó a afectar la pandemia en las residencias.

Por la puerta de este centro sale Almudena, del brazo de su madre Mari, que es residente y hoy ya es la segunda vez que se va a dar un paseo con su hija, y dice, entre risa y risa, que lo pasa "estupendamente" porque se conforma "con poco".

"Yo estoy mejor que si me hubiese tocado la lotería", comenta su hija, que recuerda lo mal que lo ha pasado estos meses, viendo todo lo que ha pasado en las residencias y sabiendo que tenía a su madre en una de ellas: "Ha sido horroroso", remarca.

Sin embargo, hoy ha sido un día de alegría al poder pasear con su madre sin limitaciones de tiempo o movimiento, por ello esta misma mañana han salido a dar una vuelta, a tomar un café, luego han vuelto a la hora de comer a la residencia, y por la tarde han vuelto a salir.

"Hay que aprovechar. Lo que pueda, lo aprovecho después de lo duro que ha sido todo el año. Ahora estoy con la adrenalina por las nubes", asegura Almudena, que afirma que se nota mucho la diferencia frente al protocolo anterior.

"Hemos pasado de tener una hora a tener todo el rato que queramos por la mañana, por la tarde, y sin tener que pedir cita", detalla.

Ni Almudena ni su madre han sentido miedo ante el cambio, porque comenta la hija que su madre recibió la primera dosis el 12 de enero y la segunda el 2 de febrero, después pasaron unas semanas "con un poco de cautela con las salidas", y hasta hoy "que por fin nos ha tocado el Gordo".

Este nuevo protocolo también permite salir de vacaciones sin limitaciones a los residentes, pero en este caso deberán aportar una PCR negativa realizada en las 72 horas previas o un test antigénico a la entrada al centro, que se repetirá a las 48 horas y, mientras se confirme el resultado, deberán permanecer en aislamiento.

El número de visitantes continúa siendo de una persona por residente, excepto en los casos que se precisen algún tipo de ayuda.

Además, se autoriza la entrada de nuevos residentes, siempre que presenten una PCR negativa realizada con 72 horas de antelación o un test de antígenos a su llegada al centro.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar