Boletín

CIRUGÍA SOLIDARIA

Una niña de Guinea-Bisáu volverá a andar gracias a una cirugía solidaria

Una niña de 7 años de Guinea-Bissau, Paulina, recuperará la movilidad de su pie derecho y volverá a andar después de que, el pasado 19 de febrero, el instituto de cirugía catalán IM Clínic le realizara una última intervención de manera solidaria.,La menor, que llegó ha Barcelona el 11 de mayo del año pasado, fue encontrada por el equipo medico de la Fundación Dr. Ivan Mañero (DrIM) de IM Clínic en una expedición al África en 2016 y valoraron que, con una sencilla operac

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:39

Una niña de 7 años de Guinea-Bissau, Paulina, recuperará la movilidad de su pie derecho y volverá a andar después de que, el pasado 19 de febrero, el instituto de cirugía catalán IM Clínic le realizara una última intervención de manera solidaria.

La menor, que llegó ha Barcelona el 11 de mayo del año pasado, fue encontrada por el equipo medico de la Fundación Dr. Ivan Mañero (DrIM) de IM Clínic en una expedición al África en 2016 y valoraron que, con una sencilla operación en España, "el futuro de Paulina podía cambiar por completo".

"Tenía 3 años cuando sufrió una infección o dolencia no diagnosticada que hizo que su pie derecho empezara a retraerse y que, con el tiempo, afectó a toda la parte derecha de su cuerpo", ha explicado el grupo de médicos de la fundación, que ha señalado que la lesión no era solo física sino también neurológica.

La ONG AMIC, en colaboración con la Fundación DrIM, inició los trámites para que Paulina pudiese recibir el tratamiento pero fue un proceso complicado porque para conseguir un traslado se requiere del consentimiento de la madre, que murió en el parto, o del padre, que había abandonado a la menor y a su hermana en un orfanato.

"Pasado un año -ya que el progenitor no tenía ni residencia ni trabajo fijo-, se localizó al padre e hicimos toda la tramitación legal para que Paulina viajara a España", ha relatado la ONG, que ha añadido que el 16 de mayo la traumatóloga Anna Ey ya pudo realizar la primera intervención para liberar los tendones del pie y evitar un empeoramiento.

Después de tres semanas, el equipo médico decidió hacer un tratamiento prolongado a la guineana, que culminó con la cirugía del pasado mes, porque al realizar nuevas pruebas vieron que, durante los 2 años transcurridos desde el encuentro de la niña, su estado había empeorado.

La doctora Ey y su equipo han afirmado que con la transposición tendinosa "Paulina podrá llevar una vida normal junto a su hermana", a quién reencontrará en Guinea-Bisáu en abril.

Por su parte, la Fundación DrIM y la ONG AMIC han celebrado el éxito del proyecto solidario y han recordado que, en los países en vías de desarrollo, una discapacidad como esta puede suponer para un niño una vida difícil y un futuro en riesgo.

La iniciativa ha sido una proceso altruista dónde han colaborado la Fundación Dr. Ivan Mañero, la ONG AMIC, IM CLINIC, Clínica Diagonal y la Mútua General de Catalunya.

Lo más