PROTECCIÓN MENORES

Trasladan a tres menores de un centro de la Generalitat tras una pelea

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat ha trasladado a tres menores del Centro Residencial de Educación Intensiva (CREI) de Can Rubió, en Esparreguera (Barcelona), después de que el día 10 originaran una pelea durante la cual agredieron a varios educadores.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:33

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat ha trasladado a tres menores del Centro Residencial de Educación Intensiva (CREI) de Can Rubió, en Esparreguera (Barcelona), después de que el día 10 originaran una pelea durante la cual agredieron a varios educadores.

Según ha informado el sindicato UGT y han confirmado a Efe fuentes del Departamento de Asuntos Sociales, los hechos comenzaron el pasado martes, día 10, sobre las 21:30 horas, cuando un grupo de adolescentes inició una pelea y agredió a otros menores, a los educadores y al vigilante de seguridad, lo que obligó a la intervención de los Mossos d'Esquadra.

El sindicato asegura que se trató de un "motín", mientras que el Departamento de Asuntos Sociales afirma que fue una pelea originada porque los chicos empezaron a tirarse agua encima y derivó en una discusión entre ellos.

Fuentes de la DGAIA han explicado a Efe que tres de los chicos más conflictivos han sido trasladados a otro centro, que no se produjeron lesiones de gravedad y que han reforzado la presencia de educadores.

Según el sindicato, el "motín" del martes por la noche produjo "graves disturbios" que obligaron a intervenir a doce unidades de los Mossos d'Esquadra y una ambulancia medicalizada porque una chica ingresada en el centro sufrió agresiones e incluso perdió la conciencia.

Además, según el sindicato, tres educadoras y el vigilante de seguridad resultaron lesionados, y cinco de los menores fueron detenidos momentáneamente pero regresaron al día siguiente al centro. 

El miércoles por la mañana, según la versión del sindicato, cuatro de los chicos que habían originado la pelea por la noche volvieron a causar disturbios, lo que nuevamente obligó a intervenir a los Mossos d'Esquadra.

En estos nuevos disturbios, lo menores causaron lesiones a cuatro educadores, dos de los cuales han requerido la baja médica, mientras, fueron detenidos cuatro de los menores.

Ante esta situación, UGT se puso en contacto con los responsables de DGAIA y del Departamento, que ha reforzado el equipo educativo y aumentado el personal de seguridad de Can Rubió, un centro con capacidad para 20 menores, en el que había 16 cuando se produjeron los hechos.

Lo más