COPE

SEPAR crea un documento sobre los retos del futuro al que se enfrentan las enfermedades respiratorias

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:45

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), con la colaboración de Deusto Business School Health ha elaborado el documento 'Proyecto Neumología H2030', en el que se reflejan los retos de futuro a los que se enfrentan las enfermedades respiratorias como consecuencia del cambio climático, el envejecimiento poblacional y las futuras pandemias.

"En este estudio ha participado un grupo multidisciplinar de expertos en salud y en gestión sanitaria que han analizado las tendencias del futuro desde una perspectiva social y sanitaria. El objetivo ha sido identificar las tendencias de futuro y anticipar escenarios que ayuden a la elaboración de estrategias a medio y largo plazo para la salud respiratoria", ha dicho el presidente de SEPAR, Carlos A. Jiménez, para informar de que se han identificado 32 factores claves que afectarán a la salud respiratoria en España de cara al año 2030.

No obstante, y según el trabajo, que se ha elaborado siguiendo la metodología 'Delphi', la salud respiratoria en el 2030 también presentará tendencias favorables procedentes de los avances en innovaciones terapéuticas, el impacto de las políticas de prevención, la promoción de hábitos de vida saludable y los nuevos modelos de gestión.

En este sentido, el director del Comité de Calidad e Innovación de SEPAR, Carlos Egea, ha informado de que las predicciones que emanan de este estudio permiten identificar retos, definir escenarios y planificar actuaciones para la mejora de la salud respiratoria en España en base a las tendencias sociales, demográficas, epidemiológicas y tecnológicas, entre otras.

"Por ello, tras identificar y caracterizar el punto de partida de la especialidad de Neumología, se han previsto las macrotendencias generales y específicas que afectarán a la especialidad en un horizonte de 10 años. Hemos de consensuar escenarios con una visión prospectiva frente a entornos 'VUCA' (volátiles, inciertos, complejos y ambiguos)", ha detallado.

En el diseño de este estudio se ha tenido en cuenta el contexto dinámico en el que se enmarca la salud respiratoria; con cambios epidemiológicos, cambios en la provisión de servicios de neumología, innovación en la gestión y política sanitaria, transformación tecnológica y digital, y avance de grandes macrotendencias (cambio climático, urbanización, nuevos hábitos dietéticos y otros), para mirar de manera integral el futuro de la salud respiratoria en España.

A partir de la síntesis de las respuestas cuantitativas del 'Delphi', según la probabilidad de la ocurrencia de cada factor y el alcance de su impacto sobre la salud respiratoria en España de ahora al 2030, han emanado los seis factores más relevantes en el futuro de la salud respiratoria, por orden: el envejecimiento poblacional, los nuevos modelos de atención no presencial, los hábitos de vida saludable, el rol de la enfermería, COVID-19 y otras pandemias, y la calidad del aire.

Por otra parte, el análisis pormenorizado de los comentarios cualitativos de los expertos ha identificado ocho patrones transversales: apoyo a la esfera política, visión a largo plazo, nuevos modelos de atención, TICS y digitalización, participación del paciente, fomento I+D+i, educación y sensibilización y colaboración.

"Así se ha esbozado una hoja de ruta para maximizar oportunidades y minimizar riesgos ante los escenarios previsibles y, al mismo tiempo, generar capacidad para que los neumólogos puedan aplicar estos resultados en la mejora de su práctica diaria", ha detallado el doctor Egea.

RECOMENDACIONES PARA AFRONTAR EL FUTURO

Asociados a los ocho patrones transversales, se asocian doce recomendaciones para que la Neumología pueda afrontar el futuro. Así, y respecto al patrón de apoyo de la esfera política se formulan tres recomendaciones: implantar políticas regulatorias más restrictivas sobre el consumo de tabaco y sus formas alternativas; poner en vigor estrategias en pro de la calidad del aire, para disminuir los daños de agentes tóxicos en el entorno laboral y doméstico y otras políticas medioambientales; y promover la gestión del cambio y estrategias para ganar aceptación, compromiso y participación de los agentes del cambio.

En cuanto a la visión a largo plazo se propone monitorizar y evaluar los indicadores socioeconómicos de la población para identificar a la población más vulnerable y adecuar las estrategias de salud y cuidados a sus necesidades y reforzar las medidas de prevención primaria en la lucha contra los factores de riesgo, como tabaquismo, contaminación, cantidad y calidad de sueño, obesidad y sedentarismo, así como la vacunación y cribados comunitarios, a través de las farmacias comunitarias y la Atención Primaria.

En referencia a los nuevos modelos de atención se plantea orientar la atención a las necesidades del perfil de los pacientes (envejecidos, complejos y pluripatológicos), a través de nuevas formas de trabajo multidisciplinar, con el acompañamiento y la participación de la enfermería, geriatría, fisioterapia, medicina interna y atención primaria, todas ellas reforzadas y formadas en la patología respiratoria.

En el ámbito de las TICS y la digitalización, se recomienda la actualización sistemática y constante de los datos epidemiológicos, con énfasis en el seguimiento de grupos de riesgo y avanzar en la implementación de la transformación digital con mayor protagonismo de las nuevas tecnologías de la salud, la telemedicina, el rol activo del paciente y la evaluación de la experiencia del paciente.

Respecto a la participación del paciente, la propuesta es la promoción y profesionalización de las asociaciones de pacientes, potenciando la comunicación entre la sociedad científica y asociaciones para crear sinergias. Sobre el fomento de la inversión en I+D+i, se pide contribuir al desarrollo de nuevos métodos diagnósticos y terapéuticos, y a la generación de conocimiento en general.

En educación y sensibilización, se requerirán estrategias formativas, educativas y comunicativas para mejorar el conocimiento general de la población sobre los riesgos en la salud respiratoria y las medidas de prevención y promoción de hábitos saludables.

Del mismo modo, en el documento se advierte que será precisa la colaboración con otros agentes del sistema sanitario y social, de manera que se favorezca el intercambio de información, además de con otros agentes externos al sector salud, como los medios, las empresas privadas, las asociaciones y la sociedad en su conjunto.

"Este proyecto rompe las barreras cortoplacistas y se adentra en un universo de posible futuro de la medicina respiratoria en el escenario 2020-2030. Creemos que este proyecto comparte valores clave que se impulsan desde el Ministerio de Sanidad como la cultura de evaluación y la participación de diferentes agentes involucrados en la salud", ha zanjado la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar