COPE

El sector de los conciertos en plena reinvención tras el impacto de la pandemia

La facturación cayó en casi un 64% en 2020 en comparación con el ejercicio anterior

Audio

Rubén Prieto

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 27 abr 2021

La anulación de casi todos los conciertos a partir de marzo, les dejó sin ingresos. De hecho y solo en 2020, el sector de la música en vivo facturó algo más de 138 millones de euros, casi un 64 por ciento menos que el año anterior según la Asociación de Promotores Musicales (APM). En 2021 están en plena reinvención para tratar de recuperarse del desplome pero, de momento y según explican a COPE, la recuperación no será ni de lejos inmediata.

Las últimas cifras anuales están en línea con las registradas en 2004 y 2005 y ni siquiera el verano sirvió para moderar la caída. 2020 fue según la APM el peor año en el sector de la música en vivo de los últimos quince, siendo agosto el mes en el que más diferencia de ingresos se ha registrado: un 85% menos de facturación con respecto a 2019.

Y todo a pesar de que el arranque de 2020 fue bueno. En concreto, en enero del año pasado, la industria de la música en directo alcanzó una facturación de 23,5 millones de euros, casi un 22% más que en el mismo periodo del año anterior.

Después llegó la pandemia y todo cambió. El número de conciertos y de asistentes cayeron gravemente. En 2020 únicamente se celebraron 11.851 conciertos. En 2019 se hicieron 91.000 según la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

''Ha sido el peor año que recordamos y, sobre todo, nos preocupa los meses que nos quedan por delante hasta recuperar la actividad en unas mínimas condiciones'', cuenta Javier Olmedo, director gerente de ''La Noche en Vivo'', una de las asociaciones de salas de espectáculos más importantes de la Comunidad de Madrid.

En su caso, la facturación se ha reducido un 80% a lo largo del año pasado. Pasaron de hacer 18.000 conciertos anuales a únicamente tener una ligera actividad en los fines de semana. Esta situación lo que provoca es que miles de personas hayan sido afectados por algún ERTE o ERE, ya que el volumen actual de trabajo no permite su incorporación. ''La mayoría están en el ERTE. Se han recuperado los trabajadores mínimos, aunque los que están trabajando ahora hacen las funciones que antes hacían muchas más personas'', concluye Javier.

Actualmente en nuestro país hay más de 300.000 personas que viven de la música en vivo y que se ha visto afectado directa o indirectamente por el coronavirus, según datos de la Federación de la Música de España. ''El año es terrible porque están cerradas el 90% de las salas. Hay un montón de gente implicada y, sin tener ingresos, hay unos gastos que son brutales en muchos casos'', cuenta Alberto Grandío, presidente de la Asociación estatal de Salas de Música en Directo (ACCES).

Un panorama que sufren también en primera persona los músicos. ''Durante el año 2020 bajamos bastante las actuaciones. Todas las fechas que teníamos, que eran 20, se cancelaron'', cuenta Ramiro Nieto, que actualmente toca en el grupo de música ''Sidecars''.

Ante esta situación el sector ya solo piensa en la ansiada inmunidad de rebaño. Y es que el aumento en el ritmo de vacunación y que progresivamente se vaya controlando la situación epidemiológica da esperanzas a los fans de la música en vivo y también a sus profesionales que buscan la forma de reinventarse.

Un ejemplo es el concierto de 5.000 personas organizado en Barcelona por el grupo “Love of Lesbian” garantizando las distintas medidas sanitarias. En este caso, cada una de las personas que asistieron al concierto habían dado negativo en su respectivo test de antígenos.

''Mientras que se tomen las distancias de seguridad perfecto. Aunque ahora haya menos personas en los conciertos, al menos sigue estando la música viva'', nos cuenta Sara. En su caso iba a asistir a un concierto en mayo del año pasado y, aunque le devolvieron el dinero, tiene claro que piensa ir al próximo.

También Javier es partidario de la vuelta de los conciertos multitudinarios, siempre que se garanticen un mínimo de medidas. ''Si se tienen las medidas de seguridad adecuadas, no hay ningún problema en hacer este tipo de conciertos, aunque falta mucho para que se realicen de forma consecutiva''.

A pesar del optimismo del sector en remontar su facturación en los próximos meses, la intención del ejecutivo es limitar los eventos multitudinarios hasta otoño. Sin embargo, promotores musicales de comunidades como la valenciana han pedido la ampliación de los conciertos y sus horarios ante el fin del estado de alarma.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar