SALUD CROHN

La sanidad pública navarra implanta pionera técnica para enfermedad de Crohn

La sanidad pública navarra ha incorporado una nueva técnica no invasiva de diagnóstico y seguimiento de pacientes con enfermedad de Crohn basada en la cápsula endoscópica que ya se usaba pero mejorada para grabar e interpretar imágenes específicas de esta dolencia.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11 abr 2018

La sanidad pública navarra ha incorporado una nueva técnica no invasiva de diagnóstico y seguimiento de pacientes con enfermedad de Crohn basada en la cápsula endoscópica que ya se usaba pero mejorada para grabar e interpretar imágenes específicas de esta dolencia.

La cápsula, en cuyo desarrollo ha participado el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) -junto a otros centros de Italia e Israel-, se diferencia de modelos anteriores en que su doble cámara permite abarcar prácticamente toda la circunferencia a su alrededor y en que su nueva técnica examina cualquier segmento del tracto digestivo.

Además, va acompañada de un nuevo softwhare específico que identifica y facilita la detección de las lesiones concretas de la enfermedad de Crohn, lo que ayuda además al visionado y diagnóstico por parte del especialista, que puede llegar a tener hasta 400.000 imágenes para ver, que le llegan en forma de película.

En cuanto al paciente, se trata de un sistema "efectivo, seguro y relativamente cómodo", ya que tan solo debe ingerir la cápsula y cuidar sus comidas al inicio de las diez horas en las que deberá portar un cinturón con un disco duro donde se guardan las imágenes que toma la cámara en su recorrido por el tracto digestivo.

Finalizado ese tiempo, el paciente entrega esa unidad portátil externa en el hospital, donde el especialista estudiará las imágenes grabadas que, en este caso y a diferencia de anteriores técnicas que tan sólo registraban el recorrido por el intestino delgado, evitarán pruebas complementarias como colonoscopias o enteroscopias.

Así lo ha explicado el especialista de la Unidad de Cápsula Endoscópica del CHN Ignacio Fernández-Urién, quien ha mostrado el dispositivo del tamaño de una píldora (23x11 milímetros), que a diferencia de las convencionales captura por sus dos polos imágenes, hasta 35 imágenes por segundo durante 10 horas, y detecta lesiones en un solo procedimiento en el intestino delgado y en el colon.

"Es la verdadera ventaja de esta técnica", según Fernández-Urién, quien al respecto ha señalado que cada cápsula cuesta unos 40 euros más que las anteriores (cuyo coste varía entre 350 y 550 euros cada una), pero evita realizar otras exploraciones añadidas, lo que ahorra tanto costes a la sanidad como molestias al paciente.

Al respecto, su compañero Oscar Nantes, ha explicado que actualmente el CHN tiene controlados 1.792 pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, el 41 % de los cuales (735) padecen la de Crohn, que es cuando afecta a cualquier tramo del tubo digestivo, mientras que la colitis ulcerosa afecta solo al colon.

Se trata de una enfermedad crónica, de causa desconocida que provoca una inflamación exagerada con diarrea, pérdida de peso y dolor abdominal como síntomas más frecuentes de las lesiones en el tubo digestivo, que puede condicionar seriamente la calidad de vida del paciente.

El Servicio de Digestivo del CHN ha participado en el desarrollo de esta nueva cápsula endoscópica para pacientes con Crohn a través del estudio PIANO, que finalizó en 2017 y que será publicado próximamente.

El CHN se ha convertido desde 2004 en un referente en formación y diagnóstico con cápsula endoscópica, técnica que utiliza en unos 400 procedimientos al año, lo que le proporciona una amplia experiencia para formación de equipos de otros centros a nivel estatal e internacional, que supera ya un millar de personas formadas.

En 2018, el CHN tiene ya prevista la celebración de cuatro talleres específicos sobre manejo de la cápsula endoscópica en Enfermedad Inflamatoria Intestinal en marzo, junio, septiembre y noviembre.

Lo más