COPE

El riesgo de complicaciones cardíacas después de una cirugía mayor es mayor de lo que se pensaba

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:46

Uno de cada cinco pacientes de alto riesgo sometidos a una cirugía mayor no cardíaca desarrollará una o más complicaciones cardíacas en el plazo de un año, según una investigación publicada en el 'European Heart Journal-Acute Cardiovascular Care', una revista de Sociedad de Cardiología (ESC).

"Nuestro estudio revela una mayor probabilidad de tener problemas cardíacos o morir después de una cirugía no cardíaca de lo que se ha reconocido hasta la fecha --destaca el autor del estudio, el doctor Christian Puelacher, de la Universidad de Basilea (Suiza)--. Los pacientes también están en riesgo durante un período más largo de lo que se pensaba".

El estudio se realizó en pacientes de alto riesgo, que incluían personas de 65 a 85 años y personas de 45 a 64 años con enfermedad cardiovascular (enfermedad de las arterias coronarias, enfermedad de las arterias periféricas o accidente cerebrovascular previo). Todos los pacientes se sometieron a una cirugía no cardíaca que les obligó a permanecer en el hospital al menos una noche después. Los tipos de procedimientos incluyeron cirugía visceral, ortopédica, traumatológica, vascular, urológica, espinal y torácica.

"Las personas que se someten a una cirugía mayor son cada vez más mayores y tienen otras enfermedades, y estos son los pacientes en los que nos enfocamos en nuestro estudio --explica el doctor Puelacher--. Al proporcionar información sobre las complicaciones posoperatorias, nuestra investigación brinda oportunidades para hacer que la cirugía sea aún más segura".

Cada año se realizan más de 300 millones de cirugías en todo el mundo. A pesar de las ventajas, la cirugía puede desencadenar eventos cardíacos que incluyen ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca, alteraciones del ritmo cardíaco y la muerte.

Investigaciones anteriores han demostrado que casi las tres cuartas partes de los pacientes que mueren después de la cirugía nunca fueron admitidos en cuidados intensivos, lo que sugiere que no se reconoció su riesgo.

Además, algunas complicaciones pasan desapercibidas porque no hay síntomas; por ejemplo, los pacientes que tienen un ataque cardíaco poco después de la cirugía pueden no tener dolor en el pecho debido a los analgésicos. Estos ataques cardíacos asintomáticos ponen al paciente en el mismo riesgo de morir que aquellos con síntomas.

El estudio incluyó a 2.265 pacientes. La edad media fue de 73 años y el 43% eran mujeres. Los pacientes fueron seguidos durante un año después de la cirugía por ataques cardíacos, insuficiencia cardíaca, trastornos del ritmo cardíaco y muerte por enfermedad cardiovascular.

Para detectar ataques cardíacos asintomáticos, a todos los pacientes se les realizaron mediciones seriadas de troponina mientras estaban en el hospital; esta proteína se eleva en la sangre cuando se lesiona el músculo cardíaco.

Aproximadamente uno de cada siete pacientes (15%) tuvo al menos una complicación cardíaca dentro de los 30 días. La incidencia de complicaciones cardíacas a los 30 días fue más alta en pacientes que se sometieron a cirugía torácica (22%), seguida de cirugía vascular (21%) y cirugía traumatológica (19%). Uno de cada cinco pacientes (21%) tuvo al menos una complicación cardíaca dentro de un año.

"Este es uno de los primeros estudios en controlar los pacientes en busca de ataques cardíacos asintomáticos después de la cirugía --destaca el doctor Puelacher--. Estos pacientes tenían un mayor riesgo de eventos posteriores. Un tercio de los pacientes que tuvieron un ataque cardíaco asintomático pasó a tener al menos una complicación cardíaca más, en comparación con solo el 10% de los que no tuvieron un ataque cardíaco asintomático".

"Nuestro estudio sugiere que medir los niveles de troponina antes de la cirugía y durante dos días después podría identificar a estos pacientes y brindar una oportunidad para prevenir más complicaciones y la muerte", añade.

La mayoría de las complicaciones ocurrieron en los primeros 30 días después de la cirugía y, en particular, durante la primera semana, pero los investigadores identificaron un período vulnerable de hasta cinco meses.

"Nuestros resultados indican que este grupo de pacientes de alto riesgo tiene una probabilidad elevada de sufrir un evento cardíaco adverso durante tres a cinco meses después de una cirugía mayor", añade.

El doctor Puelacher señala que el estudio no investigó qué pueden hacer los pacientes para mejorar sus resultados, pero "la cirugía es un proceso más que una solución rápida. No posponga su cirugía --recomienda--, pero si hay tiempo y desea prepararse, deje de fumar, sea físicamente activo y coma de manera saludable para que su cuerpo esté en mejor forma".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar