Recibe el alta el último paciente de los centros COVID de Aragón, que atienden a 522 personas

Europa Press

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 30 jun 2020

Un hombre de 89 años ha sido el último paciente de los centros intermedios COVID creados por el Gobierno de Aragón durante la pandemia del coronavirus. Se trata de Eugenio, que ha recibido el alta esta tarde en el centro COVID 'Los Maizales' del barrio rural de Casetas, en el término municipal de Zaragoza. En total, ha habido cinco de estos dispositivos que han atendido a 522 personas desde el pasado 23 de marzo.

En ellos, han ingresado personas que viven en residencias de mayores, que han resultado contagiadas de la COVID-19, pero que no requerían de ingreso hospitalario. La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, ha acudido a la despedida de Eugenio, acompañada del secretario general técnico del Departamento, José Antonio Jiménez, y del director del centro de Casetas, Mariano Fago.

María Victoria Broto ha manifestado que esta despedida la ha vivido "con mucha emoción" porque el trabajo realizado en estos cinco centros ha estado "bien hecho, ha ayudado mucho a las residencias, ha salvado vidas y ha mostrado la importancia de la coordinación entre el Departamento de Sanidad y Servicios Sociales".

También el personal del centro se ha mostrado emocionado, ha aplaudido en varias ocasiones y ha enviado mensajes de cariño a Eugenio, quien ha asegurado que le han "salvado la vida", que se iba "muy agradecido" y "contento", y aunque él se marchaba, su corazón se quedaba allí y los iba a echar de menos. Esta persona ha regresado a la residencia de Cedrillas (Teruel), donde reside habitualmente.

La consejera ha remarcado que estos centros han recibido "muchísimas felicitaciones" de las familias y de las personas que han estado ingresadas en ellos y por eso ha expresado su satisfacción por haber puesto en marcha este proyecto, si bien, ha subrayado en este caso y en "todo lo que tiene que ver con la atención a las personas que han padecido la COVID-19 la emoción que ves en los profesionales".

La consejera ha relatado que cuando están trabajando en el día a día, "sufren, lo pasan mal, ponen todo su empeño, pero cuando consiguen un éxito se nota en sus caras, en su expresión, es un gran trabajo el que han realizado y creo que se lo tenemos que agradecer toda la sociedad, han sido magníficos".

BUEN RESULTADO

La consejera ha considerado que la idea de crear estos, "pionera" en España, ha sido "magnífica" ya que ha permitido dar una respuesta a las residencias, que "han sufrido mucho", igual que el Gobierno de Aragón puesto que la COVID-19 "ha presentado su cara más amarga con las personas mayores", con quienes "tenían una dificultad, dolencias previas y estaban residencias de mayores".

Broto ha remarcado que estos centros intermedios han sido asistenciales, "pero con una dirección sanitaria" y se plantearon "con mucha rapidez ante la dificultad que teníamos", permitiendo a las residencias "llevar a cabo sus planes de contingencia" y sectorizar los centros afectados por el coronavirus.

La consejera también ha agradecido el trabajo realizado por Cruz Roja, que ha hecho muchos de los transportes desde las residencias de origen hasta estos centros, y viceversa, así como a los propietarios privados de estos establecimientos "porque han sido generosos y han puesto a disposición de las sociedad aragonesa unas instalaciones magníficas".

Broto ha deseado que estos centros no tengan que volverse a utilizar, si bien ha dicho que se van a mantener tres, uno por provincia, con plantilla y camas preparadas por si es necesario volver a prestar atención en ellos.

PLAZAS ACTIVAS

El secretario general técnico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, José Antonio Jiménez, ha explicado que los centros que van a seguir activados son el de Casetas, con 46 camas y 26 profesionales; el de Yéqueda, en la provincia de Huesca, al cien por cien, es decir, con sus 47 camas y diez profesionales, y el de Gea de Albarracín, también con todas sus camas, 50, y diez profesionales.

Jiménez ha precisado que los cinco centros COVID han sumado 322 plazas, el primero que abrió sus puertas fue el de 'Las Abubillas', de Yéqueda, el 23 de marzo, y los 522 personas mayores que han pasado por ellos "han recibido un tratamiento adecuado y se han recuperado".

Además, la medida ha posibilitado disminuir "la carga viral de los centros residenciales, una mejor gestión de la pandemia para liberar espacio, poder aislar y sectorializar los centros", ha esgrimido el secretario general técnico.

La medida se va a mantener hasta final de año o hasta cuando sea preciso y la disponibilidad de camas se adaptará a las necesidades que existan en cada momento.

Jiménez ha dicho que se dispone de un sistema de "alarma inmediata" que permitirá activarlos "a la mayor brevedad posible, más rápido que cuando se iniciaron en marzo", y en coordinación con el Departamento de Sanidad, se activarían "en la modalidad de pandemia, si fuera el caso, en el que incorporaremos también personal médico y personal de enfermería".

El secretario general técnico ha transmitido un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos porque el Gobierno de Aragón está preparado "para abordar en mejores condiciones que en el mes de marzo" un rebrote "intenso" de la pandemia, que "esperemos que no haya".

RESIDENCIA DE CASETAS

La residencia 'Los Maizales' de Casetas, de propiedad privada, dispone de 128 camas. El centro no había sido inaugurado todavía y el Gobierno de Aragón ha llegado a un acuerdo con la propiedad para alquilarlo hasta final de año.

En este caso, el personal ha sido contratado en su totalidad por el Ejecutivo autonómico. Inició su trabajo el 4 de abril, con una planta y progresivamente se han ido incorporando más, llegando a trabajar en él hasta 150 profesionales.

El director del centro, Mariano Fago, ha precisado han pasado por él 192 personas mayores. En el caso de Eugenio "llevaba justamente dos semanas", ha apuntado, si bien ha habido quienes han llegado a estar "un mes y medio, dos meses e incluso más".

Fago ha reconocido que la despedida de este último paciente, "ha sido un momento muy emotivo", para afirmar, en nombre de todos los trabajadores, que poder formar parte de este centro "ha sido una experiencia muy satisfactoria" porque "ha sido mucho más que hacer simplemente nuestro trabajo".

Según ha precisado, "hemos atendido a personas que lo necesitaban, las hemos acogido, hemos sido parte de su familia y realmente estamos muy orgullosos de haber podido participar en esta experiencia pionera, que ha supuesto una colaboración enorme entre las instituciones privadas, el Servicio Aragonés de Salud y los servicios sociales".

Ha reconocido que su trabajo les ha supuesto "muchísimo esfuerzo", pero lo han realizado "con toda la generosidad" y "me quedo con eso, con la satisfacción de que hemos sido un recurso muy útil, que hemos ayudado a las residencias para que puedan continuar y puedan reorganizarse" ante la presencia de casos de la COVID-19 y "hemos ayudado a que esas 192 personas que se recuperen y continúen con sus proyectos vitales".

Fago ha comentado que han mantenido contacto con ellos, una vez se han ido, a través de sus centros originarios y el recibimiento en ellos ha sido "igual de emotivo".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Con Faustino Catalina

Escuchar