La Real Academia de Ciencias pide una inversión del 2% del PIB en I+D en los PGE de 2019: "Estamos muy atrasados"

La Real Academia de Ciencias pide una inversión del 2% del PIB en I+D en los PGE de 2019: Estamos muy atrasados

Europa Press

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 14:31

Advierte de "la delicada situación de la ciencia en España" y "del peligro de destruir lo que se ha avanzado en las últimas décadas"

La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (RAC) ha pedido un aumento de la inversión "inmediata" en I+D+i para los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019. En concreto, la RAC apuesta por alcanzar el nivel promedio de inversión de la UE, que es del el 2% del PIB, cuando España actualmente invierte un 1,2%.

Así lo han puesto de manifiesto el presidente de la Real Academia, Jesús María Sanz-Serna, y el académico Esteban Domingo, quienes han dado a conocer este lunes sus propuestas para mejorar la eficacia de la inversión en I+D y que quedan recogidas en una Declaración. "Estamos muy atrasados. No estamos ni remotamente donde deberíamos estar", lamenta Sanz-Serna.

Ambos científicos han criticado el acuerdo entre el Gobierno y Podemos que incluye 273 millones más (6,7%) para ciencia e investigación en 2019. Según los académicos de la RAC, el 45% de ese aumento va destinado a un capítulo que no se llegará a ejecutar, como ha pasado con el anterior Gobierno del PP "y parece sigue haciendo el PSOE". Según Jesús María Sanz-Serna este incremento esconde un "problema": "Que se presupuestan unas partidas que se saben de antemano que no se van a ejecutar, es un dinero ficticio que aparece en los PGE". "Debería reflexionarse sobre la rentabilidad social de ciertas inversiones", indica el documento.

Por ello, reclaman unos niveles de inversión a los que tiene actualmente la UE, a pesar de creer firmemente que se puede recuperar la inversión que había en 2008 (según recalcan, los PGE 2018 representaron el 67% de los presupuestos de hace una década). "Se puede lograr pero hace falta ponerse en la dirección correcta, no es irreversible", advierte el presidente de la RAC, que exige que haya políticas estables para poder lograr estos porcentajes de inversión.

De hecho, con los actuales niveles de inversión "se pierden oportunidades de acoger grandes instalaciones científicas como la Fuente Europea de Neutrones por Espalación (ESS) que se ubicará en Lund (Suecia) en vez de Bilbao, por la mejor historia de inversión y logros en ciencia de Suecia", lamenta la RAC en la Declaración.

OCHO PROPUESTAS

En la Declaración, la Real Academia realiza ocho propuestas para mejorar la eficacia de la inversión en I+D. En concreto, reclaman una mayor coordinación entre inversión pública y privada y una mayor relación de la inversión en ciencia con el sistema educativo. En concreto, pide "líneas de actuación propuestas por investigadores en el caso de la ciencia y por enseñantes en el caso de la educación", tal y como hizo Finlandia en la década de los 60 y 70, un país que actualmente destina un 4% de su PIB a la ciencia.

Asimismo, exigen flexibilidad de actuación y gestión porque consideran que el actual sistema de I+D es "inflexible, burocratizado e imprevisible" y un nuevo sistema de evaluación de la ciencia que sea "riguroso y justo" y que cuente con paneles mixtos nacionales e internacionales en los que se evalúe tanto la ciencia practicada como los procedimientos implementados para la gestión de la ciencia, y en los que los investigadores intervengan en ambas, como sucede en la Royal Society inglesa.

Entre sus propuestas también incluyen la definición del papel de la Universidad, los Organismos Públicos de Investigación (OPI), las Academias e instituciones privadas cuyas actividades relacionadas con la investigación "deben reconocerse y estimularse"; y la creación de comités multidisciplinares de científicos y empresarios que detecten fortalezas e implementen acciones para así lograr una reindustrialización basada en el conocimiento.

Con respecto a presupuestos y financiación, la RAC propone un modelo de inversión amplia generalista frente a la inversión enfocada a áreas prioritarias, ya que "cuando haya o surja un núcleo especializado de excelencia", este núcleo debe "reforzarse", pero sin "excluirse" otras áreas científicas.

CORRELACIÓN NEGATIVA ENTRE PARO EN INVERSIÓN EN CIENCIA

Según Esteban Domingo, esta Declaración sintetiza un concepto: "Que la inversión en ciencia es esencial para el bienestar social y económico de un país".

De hecho, Domingo señala que existe una "correlación negativa" entre el nivel de paro de un país y la inversión en ciencia. "Está demostrado estadísticamente que los países que invierten en ciencia tienen menos paro", comenta el bioquímico, que atribuye la "debilidad económica" actual de España a "la falta de inversión en ciencia", a la que considera "el verdadero motor de la economía". "La ciencia debe de ser una cuestión de Estado porque nos jugamos la solidez social y económica del país", añade.

El documento ha sido remitido al ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque; a la presidenta de las Cortes, Ana Pastor; y a los 17 presidentes de las Comunidades Autónomas. Pese a no recibir aún contestación, el presidente de la RAC valora el trabajo que está actualmente haciendo el Departamento de Duque: "Las declaraciones que oímos del ministro y su equipo van en la dirección de asumir los problemas que aquí se denuncian".

Sin embargo, Sanz-Serna advierte de que "mientras la opinión pública no esté concienciada, los poderes públicos no van a mover ficha", de ahí la importancia de querer "llamar la atención" con esta Declaración tanto a políticos como a la sociedad sobre "la delicada situación de la ciencia en España y el peligro de destruir lo que se ha avanzado en las últimas décadas".

Lo más