Boletín

INMIGRACIÓN MEDITERRÁNEO (Previsión)

Se ralentiza la entrada de migrantes por mar: 4.104 en enero, 936 en febrero

El ritmo de entrada de migrantes a España por mar se ralentizó en febrero, con la llegada de menos de mil personas en 39 pateras frente a las más de 4.000 personas que lo hicieron en un centenar de embarcaciones un mes antes. ¿Se trata de un descenso puntual o de un cambio en la tendencia como pasó a finales de 2016?,Según los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior hasta el 28 de febrero, ese descenso se acentuó especialmente en la última quinc

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 16:41

Ana Rodrigo

El ritmo de entrada de migrantes a España por mar se ralentizó en febrero, con la llegada de menos de mil personas en 39 pateras frente a las más de 4.000 personas que lo hicieron en un centenar de embarcaciones un mes antes. ¿Se trata de un descenso puntual o de un cambio en la tendencia como pasó a finales de 2016?

Según los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior hasta el 28 de febrero, ese descenso se acentuó especialmente en la última quincena, ya que solo entraron tras su travesía en patera 151 migrantes, en 11 embarcaciones.

En total, este año se han registrado 5.040 entradas de inmigrantes en 137 embarcaciones; cifras que pese a haber frenado el ritmo en febrero siguen duplicando las del año anterior (2.502 migrantes en 111 pateras en el mismo periodo de 2018).

La mayor parte de los inmigrantes han entrado por costas peninsulares y Baleares, 4.824 en 115 pateras (2.243 entraron en el periodo de 2018 en 95 pateras).

Por Canarias han llegado 84 migrantes en 10 pateras (frente a los 55 en cuatro embarcaciones del año anterior); a Ceuta, 125 personas en 11 embarcaciones (88 y 7 pateras en 2018), y a Melilla, 7 migrantes en una misma embarcación (116 en 5 pateras en 2018).

Se mantiene la reducción de llegadas por carretera tanto a Ceuta, que han sido un 26 por ciento menos que en febrero de 2018 (128 hasta febrero frente a 173) y a Melilla un 21 % (810 frente a 1.025).

Según Interior, en total -por vía marítima y terrestre- han llegado 5.978 migrantes, un 61 % más que en el mismo periodo de 2018, que fueron 3.700.

¿Cómo se interpreta ese descenso de febrero? ¿Es algo puntual o pueden ser los primeros efectos de la política migratoria del Gobierno y de los últimos acuerdos alcanzados con Marruecos para coordinar las actuaciones para hacer frente a la inmigración irregular en la zona del Estrecho?

Para el responsable de Emergencias de Cruz Roja, que atiende a los migrantes a pie de costa, Íñigo Vila, es prematuro interpretar ese descenso de "un solo mes" y recuerda que se produce después de muchos meses de subidas.

"No es que haya bajado como tal, son las mismas cifras de entradas que se registraban en 2017; se ha ralentizado el incremento al que estábamos acostumbrados", apunta a EFE Vila, quien recuerda que "hay mucho año por delante y al otro lado todavía hay mucha gente esperando con ganas de cruzar".

Considera que esa cifra de febrero puede deberse a múltiples circunstancias.

"Siempre lo hemos relacionado con el tiempo, aunque a veces eso no se cumple, pero hay más factores alrededor de ello, como la seguridad que puede haber al otro lado, el criterio de las mafias, la logística que puedan tener en ese momento, las relaciones políticas entre países o la posibilidad económica que tengan los migrantes", indica el experto.

Cruz Roja presta esa primera asistencia a los migrantes cuando bajan de las embarcaciones de Salvamento Marítimo o de la Guardia Civil en las que han sido recatados.

"Están llegando en buen estado de salud, relativamente bueno a como era anteriormente, incide que sea gente joven, el 85 por ciento son hombres jóvenes; tan solo evacuamos a un 3 % de las personas atendidas, aunque muchos de ellos llegan con quemaduras y agotados del viaje", señala el responsable de Cruz Roja.

"Lo que ha marcado los últimos años 2016, 2017 y 2018 es al alza, pero no sabemos lo que nos deparará el 19", reconoce.

Desde el Centro de Salvamento Marítimo de Tarifa, José Maraver cree que la meteorología "manda mucho" y podría haber contribuido a ese descenso de las llegadas de embarcaciones.

"En la zona del Estrecho hizo peor tiempo en febrero que en enero; hemos tenido días malos, sobre todo temporales de Levante en la zona del Estrecho. Hasta finales de marzo y primeros de abril, la cosa es muy cambiante", asegura a Efe.

El responsable de Salvamento Marítimo ha explicado que Marruecos trabaja en colaboración con España en la zona del Estrecho. "Esta mañana ha habido un par de pateras de personas de origen subsahariano y Marruecos ha informado de que los había rescatado; Marruecos está trabajando mucho en zona del Estrecho".

"El acuerdo entre España y Marruecos concluido el mes pasado, nos parece que actualmente es la explicación más relevante para 'justificar' el recién descenso de las llegadas marítimas en comparación al mes de enero y los meses anteriores", señala a Efe Oussama El Baroudi, de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

No obstante, opina que habrá que esperar unos meses para ver si se "confirma una tendencia". "Se necesitaría más tiempo y seguimiento de los datos de forma constante, para poder realizar un análisis comprensivo".

Lo más