COPE

PROFESORADO AUTORIDAD

El profesorado andaluz tendrá consideración de autoridad por ley

El profesorado de Andalucía tendrá consideración de autoridad una vez aprobada hoy en el Parlamento la ley promovida por el consejero de Educación, Javier Imbroda, que contó con el respaldo del PSOE, PP, Cs y Vox, la abstención de Unidas Podemos y el voto en contra de los no adscritos.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:25

El profesorado de Andalucía tendrá consideración de autoridad una vez aprobada hoy en el Parlamento la ley promovida por el consejero de Educación, Javier Imbroda, que contó con el respaldo del PSOE, PP, Cs y Vox, la abstención de Unidas Podemos y el voto en contra de los no adscritos.

En el debate final del Proyecto de Ley de Reconocimiento de Autoridad del Profesorado, el consejero ha agradecido a los grupos políticos su participación en el trámite parlamentario de una ley que "a lo que aspira es que nuestros docentes tengan el máximo respeto de toda la comunidad educativa y de la sociedad".

La norma otorga a los docentes la presunción de veracidad además de la consideración de autoridad pública en el ejercicio de sus funciones.

El Parlamento ha rechazado todas las enmiendas presentadas por el PSOE, Vox, Unidas Podemos por Andalucía y las particulares de los diputados no adscritos.

La ley recoge el derecho del profesorado a recibir el trato, la consideración y el respeto que le corresponde, tanto dentro como fuera de las instalaciones educativas, por parte del alumnado, las familias, el resto de los profesores y el resto del personal.

También se reconoce su potestad y autonomía para imponer medidas correctivas y tomar las decisiones necesarias, de manera inmediata, proporcionada y eficaz, de acuerdo con las normas de convivencia del centro y con la normativa vigente.

Respecto a la presunción de veracidad, en los procedimientos de adopción de medidas correctoras los hechos constatados por el profesorado tendrán valor probatorio y disfrutarán de presunción de veracidad, sin perjuicio de las pruebas que pueda aportar el alumno.

La ley se aprueba después del crecimiento de la agresiones a docentes en la última década, con un total de 34.000 conductas perjudiciales (agresiones, injurias, vejaciones o amenazas) en el curso 2018-2019, el último que se dio completo en las aulas.

En el debate de la ley, la diputada socialista Beatriz Rubiño ha subrayado que la autoridad del profesorado ya se encuentra recogida en la normativa andaluza y estatal y ha agradecido a los docentes presentes en el Parlamento su colaboración para la norma aprobada.

Miguel Ángel Ruiz, del PP, ha recordado que esta ley es una "reivindicación histórica" que su grupo ha llevado "hace años" al Parlamento sin éxito y ha dicho que aunque la ley estatal recoge la autoridad del profesorado, la norma andaluza lo desarrolla y la amplía a los docentes de la concertada y al personal de administración y servicios.

La portavoz de Ciudadanos, María del Mar Sánchez, ha enfatizado que esta ley es una "necesidad" y ha añadido que han recogido enmiendas de todos los grupos a la vez que ha reprochado a parte de la oposición que "confunden autoridad con autoritarismo".

Ana María Naranjo, de Unidas Podemos por Andalucía, ha insistido en que la norma la recoge la ley estatal y ha rechazado que sea una demanda del profesorado, que requiere más recursos y menos alumnos por aula.

El portavoz de Vox en este debate, Macario Valpuesta, ha afirmado que los maestros son "el primer dique de contención" para que los niños aprendan "las normas de vida civilizada", y ha destacado que le ley "da un paso en la dirección correcta pero queda mucho terreno por avanzar".

Teresa Rodríguez, una de las que intervino por parte de los no adscritos, ha criticado que se apruebe una que le da al profesorado "la estrella del 'sheriff' pero de plástico" cuando hay un 37 % de niños en riesgo de pobreza. EFE

mrr/JL/fg

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo La Lupa de la mañana

La Lupa de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE