La presidencia chilena tiene "optimismo general moderado" sobre acuerdos aunque no sabe cuándo se alcanzarán

La presidencia chilena tiene optimismo general moderado sobre acuerdos aunque no sabe cuándo se alcanzarán

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:23

No descarta cerrar un acuerdo general sobre los mercados globales de carbono y dejar los detalles técnico para un momento posterior

La presidencia chilena tiene un "optimismo general moderado" en relación con la posibilidad de alcanzar acuerdos en la XXV Conferencia de las partes de la Convención de Cambio Climático de la ONU, aunque sea la próxima madrugada.

Así lo ha señalado esta tarde en rueda de prensa Andrés Landarretche, coordinador de la Presidencia de la COP25, miembro de la presidencia, que ha asegurado que se proponen no salir de la Cumbre sin acuerdo. "Hoy es el día en el que debemos mostrar al mundo que somos capaces de llegar a acuerdos", ha dicho.

En este sentido, ha explicado que a lo largo del día de ayer se alcanzaron varios acuerdos en relación con la capacidad de respuesta, el plan de género y la tecnología. Sin embargo, continúan abiertos los temas fundamentales de la Cumbre: revisión de la ambición, medidas de respuesta y mercados globales de carbono (Articulo 6), así como la revisión periódica de la ambición a largo plazo. "Sólo tenemos unas pocas horas para alcanzar un acuerdo", ha recordado.

Como ya avanzó la presidenta chilena de la Cumbre a primera hora de la tarde, se están consultando por un lado los mercados globales de carbono, que requieren "más trabajo para llegar a un texto limpio", y por otro, el resto de temas pendientes.

En relación al Artículo 6, ha especificado que su consecución es una "prioridad" para la presidencia, aunque no ha descartado que "posiblemente" se pueda cerrar un acuerdo general y dejar las cuestiones más técnicas para un periodo intermedio antes de la COP26 de Glasgow.

"Los ojos del mundo están puestos en nosotros y queremos trabajar duro para llegar a un acuerdo pasen las horas que pasen. Ahora estamos lejos, pero tenemos que concluirlo más o menos pronto", ha señalado para incidir en que es "difícil" en estos momentos una hora de cierre.

"En este momento, estamos haciendo consultas con todos los negociadores al más alto nivel y es difícil anticipar un resultado. Solo decir que las consultas están siguiendo su curso normal. Aún no está claro, pero no vamos a salir de Ifema sin un buen resultado", ha dicho. Así, ha asegurado no ven la posibilidad de parar, pero que necesitan cerrar en algún punto. "Normalmente estas citas duran dos semanas. Nuestra intención es finalizar según el programa, más tarde, quizá, pero terminar", ha dicho.

Respecto a la ambición, ha asegurado que es una prioridad de la presidencia llamar siempre a la ambición en mitigación, pero también en adaptación, algo que, según ha recordado, han pedido muchos países en el plenario.

Finalmente, ha admitido que el cometido de la Presidencia es crear puentes, pero que en definitiva si los países no quieren llegar a un solución, no depende de esta presidencia. "Seguiremos con un optimismo general moderado. Espero que cristalice en un buen resultado", ha deseado.

Lo más