COPE

EFE VERIFICA CORONAVIRUS SANIDAD

¿Por qué España refuerza su Sanidad con médicos de países ajenos a la UE?

La autorización del Gobierno para que las comunidades autónomas puedan contratar de forma excepcional personal sanitario sin plaza de MIR o procedente de países no comunitarios ha reabierto el debate sobre si en la sanidad pública española hay suficientes médicos para hacer frente a la COVID-19.,Los datos muestran que en España hay pocos profesionales de enfermería pero se forman muchos médicos. El problema es que no todos llegan a ejercer donde hace falta.,Así, la sanidad

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 11:22

La autorización del Gobierno para que las comunidades autónomas puedan contratar de forma excepcional personal sanitario sin plaza de MIR o procedente de países no comunitarios ha reabierto el debate sobre si en la sanidad pública española hay suficientes médicos para hacer frente a la COVID-19.

Los datos muestran que en España hay pocos profesionales de enfermería pero se forman muchos médicos. El problema es que no todos llegan a ejercer donde hace falta.

Así, la sanidad española está haciendo frente a la pandemia con un número de médicos de Primaria y enfermeros, los profesionales que combaten el virus en primera línea, por debajo de la media europea.

Expertos y organizaciones del sector destacan entre las causas una reducción del número de plazas, carencias en Atención Primaria, deficiente organización de los recursos humanos y precariedad laboral que anima a buscar oportunidades en el extranjero.

Para hacer frente a esta situación en unos momentos críticos de la lucha contra la pandemia, el Ejecutivo decidió autorizar a las comunidades la contratación de personal sanitario extracomunitario o que no haya conseguido plaza en la pasada convocatoria de médicos internos residentes (MIR).

Las comunidades y el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria disponen de esa posibilidad desde este jueves 1 de octubre, tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros. De este modo, unos 10.000 profesionales pueden sumarse al sistema sanitario para aliviar la sobrecarga que supone el combate frente a la COVID-19.

¿FALTAN PROFESIONALES SANITARIOS?

La medida se ha decidido después de que se abriera un debate público a raíz de unas declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en las que manifestaba que España tiene "un problema" de falta de médicos y enfermeros.

También Andalucía había planteado al Gobierno la posibilidad de contratar médicos extracomunitarios al considerar que no había suficientes profesionales sanitarios en la bolsa autonómica.

Preguntado al respecto, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, indicó que en el país hay "suficientes equipos para trabajar" si se consigue "sin demasiado retraso" controlar la transmisión de la COVID-19.

No obstante, subrayó: "En una situación como esta, a todos nos gustaría tener tres, cuatro, cinco, seis veces mas médicos de los que tenemos, pero los médicos que hay en España son los que hay".

Por su parte, el Foro de la Profesión Médica (FPME) ha negado "tajantemente" que falten médicos en España.

Según el FPME, que integra a las principales organizaciones médicas, lo que es necesario mejorar es la política de recursos humanos de los profesionales sanitarios.

MÁS MÉDICOS POR HABITANTES QUE FRANCIA O ITALIA

Las cifras de instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) o la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) tienen su origen en los datos del Instituto Nacional de Estadística y la Encuesta de Población Activa (EPA).

De acuerdo con esos cálculos oficiales, los últimos datos disponibles indican que en 2018 había 186.166 médicos en ejercicio, lo que equivale a 4,02 facultativos por cada mil habitantes.

Esa proporción situaba a España en el octavo lugar de los países de la OCDE, en una clasificación liderada por Austria (5,24), Noruega (4,81) y Lituania (4,6).

Alemania se encontraba en quinto lugar con 4,31 médicos por mil habitantes, mientras que Italia (3,98), Francia (3,17), Reino Unido (2,84) y Estados Unidos (2,61), entre otros países, se situaban por detrás.

En la clasificación del Observatorio Mundial de la Salud de la OMS, con datos de 2017, España ocupaba el vigésimo sexto puesto con 38,72 médicos por cada 10.000 habitantes.

La clasificación estaba encabezada por Cuba, con 82,95, seguida de Mónaco (75,07 en 2014, último año con datos de este país) y Georgia (61,3).

Por otra parte, también con cifras de 2017, España superaba en dos décimas la media comunitaria, según exponía el Ministerio de Sanidad en su informe "Los sistemas sanitarios en los países de la Unión Europea", que a su vez utiliza como fuentes a la OMS, la OCDE y la Comisión Europea.

POCOS ENFERMEROS

En cuanto a los profesionales de la enfermería, en 2018 eran 274.633, lo que equivalía a 5,87 por cada mil habitantes. Una tasa que sitúa a España en el decimonoveno lugar entre las naciones de la OCDE y que es tres veces inferior a la de los primero clasificados: Noruega (17,74), Suiza (17,59) e Islandia (14,67).

España incluso podría perder dos puestos más con la actualización de datos de Bélgica y Suecia, que en 2017 tenían el doble de estos profesionales con respecto a su población.

Con los datos de la OMS, referidos a 2017, España ocupaba el puesto 60 del mundo en la relación de profesionales de enfermería y obstetricia por cada 10.000 habitantes, con 57,3.

El informe del Ministerio de Sanidad señala que, con esa proporción de 5,7 enfermeros por cada 1.000 habitantes, el país se situaba 2,7 puntos por debajo de la media de 8,4 del conjunto de la Unión Europea.

CADA VEZ MÁS MÉDICOS, AUNQUE NO TANTOS COMO EN 1995

De acuerdo con las estadísticas del Observatorio Mundial de la Salud, la cifra de médicos por cada 10.000 habitantes de España entre 1990 y 2017 tuvo su nivel más alto en 1995, con 40,88, y el más bajo un año después.

Así, en 1996, esta proporción de facultativos sufrió una notable caída y bajó a 27,46 por cada 10.000 habitantes. A partir de entonces, volvió a crecer cada año hasta los 34,14 de 2004 y, tras un retroceso en 2005 que redujo la tasa a 27,61, recuperó la tendencia ascendente hasta 2017, aunque los 38,72 de ese año seguían por debajo de la cifra alcanzada en 1995.

En lo que respecta a los profesionales de enfermería y obstetricia, España pasó de los 26,61 de 1990 a los 57,3 de 2017, con un crecimiento regular.

CARENCIAS EN ATENCIÓN PRIMARIA

De los 186.166 médicos que había en España hace dos años, 35.798 ejercían la medicina general, un 19,02 % del total, con una ratio de 0,76 por cada mil ciudadanos, que es inferior a la media de la UE.

Las estadísticas internacionales recogen en ese apartado a los facultativos que en España practican la Medicina de Familia, una especialidad que se concentra en su mayor parte en la Atención Primaria, sector clave en la lucha contra la pandemia.

El presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Salvador Tranche, explica en declaraciones a EFE: "La nuestra es una de las especialidades en las que realmente faltan médicos" .

A esos 0,76 médicos de familia por cada mil ciudadanos opone la media de la Unión Europea, de 0,91, lo que le lleva a formular que se necesitan "entre 6.000 y 10.000" profesionales en este campo para alcanzar el promedio comunitario.

UNA PLANTILLA ENVEJECIDA

A eso añade las necesidades especiales de la lucha contra la pandemia y el envejecimiento de los facultativos de esta especialidad.

"En este momento los MIR nuevos, es decir, aquellos que terminan la especialidad, no son suficientes para cubrir las plazas de médicos de familia que se jubilan", expone Tranche.

Esta realidad también la subraya el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) en el documento "La Atención Primaria de Salud en España de 2025" (AP25), actualizado en 2019.

"Va a producirse una jubilación masiva de casi el 30 % de la plantilla de médicos de los Centros de Salud en los próximos 10 años", recalca ese documento.

FALTA ORGANIZACIÓN DE RECURSOS MÁS QUE MÉDICOS

Sin embargo, ni para semFYC ni para el Cgcom ni para el Foro de la Profesión Médica se trata de un problema real de falta de médicos, sino de organización de los recursos humanos disponibles.

Al respecto, Tranche señala que "hay un exceso de producción" de médicos en España, con 7.000 nuevos facultativos cada año, muchos de los cuales se han quedado fuera del sistema público por la reducción de plazas de MIR que se ha producido en los últimos años.

Durante su aprendizaje como médico interno residente, los profesionales deber formarse en una especialidad como requisito imprescindible para trabajar en la Sanidad Pública.

A ese sistema se accede a través de pruebas selectivas anuales y en los últimos años se ha reducido el número de plazas convocadas.

EMIGRACIÓN SANITARIA

El resultado ha sido que un gran número de estos profesionales ha decidido abandonar el país en busca de mejores oportunidades laborales en el extranjero.

El documento AP25 apunta al respecto que "12.000 médicos solicitaron el certificado de idoneidad profesional con intención de trabajar fuera de España" en los cuatro años anteriores a la publicación del estudio.

El mismo informe, en referencia a los problemas que ocasionará la jubilación masiva de los facultativos de Atención Primaria, subraya: "Si la tasa de reposición no nos cubre, vamos a tener serios problemas, porque no se ha hecho una política de recursos humanos".

Entre las causas de la falta de disponibilidad de médicos de familia para cubrir las necesidades de la Atención Primaria, Tranche también destaca sus precarias condiciones laborales en el sistema público, con una alta temporalidad, y el impacto de los recortes en la Sanidad derivados de la anterior crisis.

Ese impacto "enorme" ha sido "muy superior" en Atención Primaria, donde se estima que "a este ritmo" se tardará "del orden de quince años" en recuperar el nivel de inversión perdido.

Las citadas asociaciones profesionales piden, asimismo, la reducción de las cargas burocráticas que deben asumir los médicos y expresan su temor a que una precipitada contratación de profesionales no cualificados ponga en riesgo la salud de los pacientes.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar