COPE

DÍA SALUD

Piden acceso universal a las vacunas COVID y que Europa libere las patentes

Miembros de varias entidades del ámbito sanitario convocadas por Marea Blanca se han manifestado este miércoles en Barcelona para pedir que la Comisión Europea (CE) considere un bien público global los diagnósticos y tratamientos de la COVID-19 y que libere las patentes de las vacunas.,Coincidiendo con el Día Mundial de la Salud, las entidades catalanas se han sumado, así, a la iniciativa ciudadana europea "Por el derecho a la cura" (Right2cure), impulsada por PHM Europe

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:17

Miembros de varias entidades del ámbito sanitario convocadas por Marea Blanca se han manifestado este miércoles en Barcelona para pedir que la Comisión Europea (CE) considere un bien público global los diagnósticos y tratamientos de la COVID-19 y que libere las patentes de las vacunas.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Salud, las entidades catalanas se han sumado, así, a la iniciativa ciudadana europea "Por el derecho a la cura" (Right2cure), impulsada por PHM Europe y la Red europea contra la privatización y la mercantilización de la salud y la protección social.

La protesta ha congregado en Barcelona, frente a la sede de la Comisión Europea, a unas 40 personas bajo el lema "Ningún lucro con la pandemia", ha señalado a Efe el portavoz de Marea Blanca en Cataluña, entidad convocante del acto, Enric Feliu.

En principio, los manifestantes pretendían hacer entrega de la carta abierta con las reivindicaciones a los representantes de la CE en Barcelona, pero "no se ha podido entregar físicamente por problemas de protocolo y se enviará vía telemática a las máximas autoridades europeas", ha afirmado el portavoz.

En la carta, los firmantes piden a la CE "actuar ahora y que la pandemia no pase a la historia como un fracaso moral de los países ricos en detrimento de las vidas vulnerables de todo el mundo", y añaden que "más de un año después del inicio de la pandemia, la respuesta de Europa a la propagación del virus es inadecuada".

Afirman, asimismo, que "se podría esperar que en circunstancias excepcionales como una epidemia mundial, la lógica del beneficio ya no prevaleciera sobre la vida y los medios de subsistencia de las personas".

Añaden que "al principio de la pandemia se hicieron declaraciones en este sentido" y que "muchos funcionarios, incluida Ursula Von Der Leyen (presidenta de la Comisión Europea), nos aseguraron que la vacuna COVID-19 debería, y sería, tratada por la UE como un bien público mundial".

Además, afirman que "funcionarios de la UE y de los Estados miembros nos hicieron creer que la respuesta a la pandemia sería impulsada por mecanismos globales que permitiría a los países acceder a los productos básicos necesarios independientemente de su ubicación".

Sin embargo, denuncian que, "contrariamente a estas primeras promesas, hoy asistimos al nacionalismo extremo defendido por muchos países occidentales con respecto a las vacunas", ya que "los países de altos ingresos han acaparado el 53 % de las vacunas disponibles cuando representan solo el 14 % de la población mundial, ignorando las necesidades de los demás".

Critican también que "la distribución equitativa de las vacunas se ha visto obstaculizada por los países de altos ingresos en la Organización Mundial del Comercio (OMC)".

Por todo ello, afirman que "la suspensión temporal de los derechos de propiedad intelectual es la única forma de aumentar la producción y ampliar el acceso a las vacunas rápidamente".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar