HUMOR RACISMO

Pedro Duque: El racismo es aberrante, pero el humor debe tener su espacio

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha indicado hoy que el racismo y las expresiones racistas son aberrantes, pero ha precisado que el humor debe seguir teniendo su espacio, en relación a la polémica del cómico Rober Bodegas y su monólogo sobre la comunidad gitana.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:12

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, ha indicado hoy que el racismo y las expresiones racistas son aberrantes, pero ha precisado que el humor debe seguir teniendo su espacio, en relación a la polémica del cómico Rober Bodegas y su monólogo sobre la comunidad gitana.

"Que no se malinterprete: aberrante es el racismo y las expresiones racistas. El humor debe seguir teniendo su espacio. Las amenazas son intolerables", ha escrito hoy el ministro en Twitter después de expresar ayer en esta red social que le parecía "aberrante amenazar a cómicos por un par de bromas".

Duque se ha referido así a la polémica suscitada por el espectáculo del cómico Rober Bodegas sobre la comunidad gitana, un monólogo por el que ha sido denunciado por la Sociedad Gitana Española al considerar que parodia al colectivo con "chistes de tinta racista" y un "lenguaje ofensivo".

La Sociedad Gitana Española ha criticado que Duque haya hecho unas declaraciones "a todas luces desafortunadas y que no se ajustan de ninguna manera a la lógica de un ministro del siglo XXI".

Para esta asociación, "no tiene cabida en un gobierno democrático" un ministro "que se posicione del lado de los racistas y no del lado de las víctimas", por lo que ha exigido a Duque una rectificación "inmediata" y que condene públicamente "cualquier tipo de comentario de tipo racista y discriminatorio".

Por su parte, el Consejo Estatal del Pueblo Gitano ha agradecido hoy las muestras de apoyo ante el "agravio y perpetuación de los más rancios estereotipos y prejuicios" vertidos de un monólogo del humorista, que "ha convertido en felpudo nuestra honorabilidad como minoría étnica para hacer reír".

No obstante, ha pedido, a través de un comunicado, "serenidad" y "sosiego" en tanto los organismos competentes estudian la posibilidad de dar trámite a las denuncias impuestas "ante este desagradable suceso".

Mientras, el humorista Bodegas, que asegura haber recibido más de 400 amenazas de muerte y que pidió hace días disculpas en las redes sociales ante las críticas recibidas, ha subrayado hoy en Twitter que entregará a la Policía la información sobre esas amenazas.

"Me voy, que tengo muchos mensajitos que enseñarle a la Policía. Abrazos a todos/as y recordad: no hagáis chistes de gitanos", ha destacado en un tuit.

Bodegas, que ha dado "el debate por zanjado a la espera de una resolución oficial", ha sostenido que sus disculpas "no han sido aceptadas por la comunidad romaní" y ha precisado que no le queda otra que esperar a que "la justicia se haga cargo".

El humorista, que ha insistido en que sus bromas "se dirigían a determinadas costumbres y no a la etnia en sí" y ha recalcado que respeta a los miembros de esta comunidad, ha lamentado que las asociaciones gitanas no hayan condenado las amenazas ni animado a sus perpetradores a retractarse.

"Ningún tema debe estar vetado para hacer comedia y ha quedado claro que este tema sí lo está", ha escrito Bodegas, que también ha dado las gracias a quienes le han apoyado, especialmente a sus compañeros de profesión.

Lo más