• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

El Papa pide una "paz duradera" para Sudán del Sur

El Papa pide una paz duradera para Sudán del Sur

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:43

El Papa ha pedido una "paz duradera" para Sudán del Sur tras recordar su encuentro con líderes del país en abril de este año, cuando les reclamó tener "las manos unidas ante el pueblo" en una cita diplomática histórica en el Vaticano en la que se arrodilló para besar los pies de los dirigentes.

"El pueblo ha sufrido demasiado en los últimos años y espera con gran esperanza un futuro mejor, especialmente el fin definitivo de los conflictos y una paz duradera", ha señalado el Pontífice durante el Ángelus de este domingo.

El Papa se ha referido así a la reconciliación del país africano, sumido en una guerra civil desde finales de 2013 que ha provocado 400.000 muertos y la huida de más de cuatro millones de personas, en la que medió la diplomacia vaticana. Y ha añadido: "insto a los responsables a que continúen, sin cansancio, su compromiso con un diálogo inclusivo en la búsqueda del consenso para el bien de la nación".

También ha expresado la esperanza de que la comunidad internacional "no descuide acompañar al Sudán Meridional en el camino hacia la reconciliación nacional".

Por otro lado, el Papa se ha hecho eco de la situación política en Bolivia, donde la Organización de Estados Americanos ha presentado su informe sobre la primera vuelta de las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre, el cual ha concluido que hubo "manipulaciones al sistema informático", por lo que afirmó que no puede validar el proceso.

El dictamen llega en medio de masivas protestas contra Evo Morales y motines policiales. A este respecto, Francisco ha instado "a todos los bolivianos, en particular a los actores políticos y sociales, a que esperen con espíritu constructivo, en un clima de paz y serenidad, los resultados del proceso de revisión de las elecciones que se está llevando a cabo actualmente".

Asimismo, ha recordado que en Italia se celebra el Día Nacional de Acción de Gracias por los frutos de la tierra y el trabajo. "Me uno a los obispos para recordar el fuerte vínculo entre el pan y el trabajo, esperando políticas de empleo valientes que tengan en cuenta la dignidad y la solidaridad y que prevengan los riesgos de corrupción", ha subrayado.

Francisco ha reflexionado durante el Ángelus sobre las palabras de Jesús sobre la resurrección, y su encuentro con los saduceos, que trataban de provocarlo. "Jesús nos invita a pensar que esta dimensión terrena en la que vivimos ahora no es la única, sino que hay otra, ya no sujeta a la muerte, en la que se manifestará plenamente que somos hijos de Dios", ha manifestado.

Y ha concluido: "La vida existe donde hay vínculo, comunión, fraternidad; y es una vida más fuerte que la muerte cuando se construye sobre relaciones verdaderas y vínculos de fidelidad. Por el contrario, no hay vida en la que se tenga la pretensión de pertenecer sólo a uno mismo y vivir como islas: en estas actitudes prevalece la muerte, el egoísmo".

Lo más