INMIGRACIÓN MEDITERRÁNEO

Open Arms zarpa de Palma hacia el Mediterráneo central para ayudar migrantes

El barco de salvamento "Open Arms", que ayer desembarcó en Palma a una superviviente y los cuerpos de dos migrantes muertos que rescató de un naufragio ante las costas de Libia, ha partido hoy de nuevo hacia el Mediterráneo central para continuar con su labor.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:13

El barco de salvamento "Open Arms", que ayer desembarcó en Palma a una superviviente y los cuerpos de dos migrantes muertos que rescató de un naufragio ante las costas de Libia, ha partido hoy de nuevo hacia el Mediterráneo central para continuar con su labor.

Proactiva Open Arms ha informado de que su buque "zarpa de regreso allá donde las vidas se pierden sin sentido". "Iremos tantas veces como sea necesario mientras haya personas en peligro de muerte", indica la organización de socorrismo en su cuenta de Twitter, donde ha publicado un vídeo de su salida del puerto de Palma.

El "Open Arms" llegó ayer al puerto de la capital balear minutos antes de las 9.00 horas para desembarcar a Josefa, la camerunesa de 40 años rescatada el pasado martes como única superviviente de un naufragio en el que murieron, al menos, una mujer y un niño cuyos cadáveres también fueron puestos a disposición de la autoridad judicial en Mallorca.

La ONG atracó en Palma tras cuatro días de travesía porque tanto Malta como Italia se habían negado a abrir sus puertos para el desembarque de la superviviente y los cadáveres, mientras que el Gobierno español sí dio su permiso.

Tras completar la operación, varios miembros de la tripulación del "Open Arms", incluido el jugador de la NBA Marc Gasol, denunciaron ante el juzgado de guardia de Palma por omisión de socorro y homicidio imprudente al capitán de un mercante y a la Guardia Costera de Libia por el naufragio mortal, del que también responsabilizan a Italia.

En la denuncia, atribuyen al capitán del carguero de bandera panameña "Triades" el abandono negligente de los 150 emigrantes que viajaban en una patera de 9 metros a la deriva a unas 80 millas de la costa de Libia y 90 de Lampedusa (Italia).

Asimismo, culpan a los guardacostas libios que acudieron a socorrer a los migrantes después de horas de avisos de dejar en el lugar donde se hundió la patera a las dos personas que encontraron muertas y a la camerunesa rescatada con vida, para la que pidieron protección a la Fiscalía como testigo de lo sucedido.

Lo más