COPE

La ONU estima que la paz en Yemen permitiría erradicar la pobreza extrema en una generación

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:28

El fin del conflicto en Yemen permitiría reducir la tasa de desnutrición a la mitad en apenas cuatro años y erradicar la pobreza extrema en 2047, según un estudio divulgado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que pronostica los beneficios sociales de una paz que por ahora se resiste.

La guerra estalló en 2015 y enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por una coalición regional encabezada por Arabia Saudí, y a los rebeldes huthis, aliados de Irán. La de Yemen está considerada la mayor crisis humanitaria del mundo, en gran medida por los estragos de este conflicto.

El PNUD ha examinado una batería de potenciales escenarios y ha concluido que, si las partes firman la paz en enero y hay un proceso inclusivo y de recuperación, bastaría una generación para erradicar una pobreza extrema que actualmente afecta a 15,6 millones de personas.

Este escenario de paz también sería mejor desde el punto de vista estrictamente económico, toda vez que el crecimiento hasta 2050 ascendería a los 450.000 millones de dólares (unos 400 millones de euros). No en vano, los últimos seis años de guerra habrían mermado en 126.000 millones de dólares el potencial de crecimiento del PIB yemení.

LOS COSTES DE LA GUERRA

El administrador del PNUD, Achim Steiner, ha subrayado que este estudio dibuja "una imagen clara" de cómo y en qué medida podría mejorar Yemen con una "paz duradera", con "un futuro pacífico, inclusivo y próspero para todos los yemeníes". La ONU se compromete a actuar, a través de sus distintas agencias, para avanzar por esta senda.

Si la guerra persiste, en el año 2030 ya habrán perdido la vida 1,3 millones de personas víctimas del conflicto, tanto por causas directas como indirectas, ya que el estudio examina las potenciales repercusiones del recorte de servicios básicos, la subida del precio de los alimentos y la desaparición de un mínimo sustento, entre otros desafíos.

De hecho, los expertos calculan que el 60 por ciento de las víctima de la guerra registradas hasta ahora derivan de estas causas secundarias, pero anticipan que la proporción podría aumentar hasta el 75 por ciento en menos de una década.

En 2030, hasta 9,2 millones de personas podrían estar desnutridas por los efectos colaterales del conflicto, casi el doble de los 4,9 millones actuales, mientras que la extrema pobreza se extendería ya a 22 millones de personas, equivalente al 65 por ciento de la población.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar