Boletín

Un nuevo dispositivo podría ayudar a las cicatrices tras una operación de cirugía plástica

Un nuevo dispositivo podría ayudar a las cicatrices tras una operación de cirugía plástica

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 11:24

Investigadores de la Universidad de Binghamton en Nueva York (EEUU) han desarrollado un nuevo dispositivo que puede ayudar a minimizar la cicatrización en la cirugía, determinando la orientación de las líneas de tensión de la piel.

La piel humana es un tejido que tiene propiedades que surgen de la alineación de las fibras de colágeno en la dermis, causando líneas de tensión. Estas líneas son vitales para la cirugía, ya que se usan como guía para que las incisiones produzcan menos cicatrices. Si bien, hay muchas líneas de tensión que ayudan a los cirujanos a hacer incisiones con cicatrices casi imperceptibles, pero estas varían de un sujeto a otro, ya que no existe una única directriz reconocida como la mejor para realizar cirugías.

"Es más fácil estirar la piel a un lado que a otro. Esto se sabe desde hace mucho tiempo, sin embargo, se ha descubierto que esas líneas son muy importante para las incisiones", ha asegurado Guy Garman, profesor de Ingeniería Biomédica en la universidad de Binghamton.

En primer lugar, los cirujanos utilizan estas líneas para decidir en qué dirección hacen las incisiones para que dejen menos cicatrices. Si haces incisiones cruzando la dirección en la que está alineado el colágeno, el riesgo de aparición de queloides es mayor. Cortar en la dirección de la alineación del colágeno mejora la cicatrización. Los cirujanos normalmente utilizan mapas de líneas de tensión de la piel o manipulación manual para encontrar la orientación de la tensión de la piel. "Pero la manipulación manual puede ser inexacta", ha advertido Garman.

Esta nueva herramienta es "más preciso y más eficiente" que otros dispositivos y pruebas manuales utilizadas por los cirujanos, ya que sólo se realiza una prueba de varios segundos para medir la orientación de la tensión de la piel.

"Nuestro dispositivo puede medir la orientación de las líneas de tensión de la piel de forma rápida y exacta. Otros dispositivos no pueden hacer esto. Sin embargo, muchos dispositivos requieren más de una medición para conocer esta dirección y aquellos que utilizan una sola prueba, solo pueden medir la dirección de la tensión de la piel en una exactitud de 45 grados. A diferencia de ello, nuestro dispositivo mide exactamente la dirección de la tensión de la piel, evitando la realización de otras pruebas", ha destacado German.

"Esperamos que algún día este dispositivo sea una pieza común de equipo en quirófanos. Los cirujanos utilizarán el dispositivo para establecer rápidamente y con precisión la dirección de las líneas de tensión de la piel, y planear sus incisiones para minimizar la cicatrización", ha concluido.

Lo más